Escucha esta nota aquí

Después de conocer los resultados de la segunda vuelta en las elecciones subnacionales, el exvicepresidente y hombre fuerte del MAS, Álvaro García Linera, admitió la fragmentación de los liderazgos dentro esta fuerza y dijo que las propuestas locales de los candidatos masistas no convencieron a los electores.


“La población, en octubre del 2020, definió su orientación política general, ‘queremos ir por acá’ (…), pero cuando uno entra a elecciones departamentales y municipales otras son las preocupaciones de las personas, ahí lo que la gente ha dicho es: ‘el MAS me presenta una serie de candidatos, en esos temas no me convencen’”, sostuvo García Linera en una entrevista con la red Bolivisión.


Aseguró que los liderazgos que están surgiendo son débiles y no logran convencer a los electores. Pero, aparentemente, ni la presencia de Evo Morales convenció a los electores pues en diez días recorrió los cuatro departamentos para a segunda vuelta. Estuvo en Pando, La Paz, Chuquisaca y Tarija para impulsar las campañas de sus candidatos y no fue suficiente.


Aseguró que los liderazgos que están surgiendo son débiles y no logran convencer a los electores. Durante los últimos 10 días de la campaña, fue Evo Morales en persona a acompañar a los candidatos de los cuatro departamentos para a segunda vuelta (Pando, La Paz, Chuquisaca y Tarija), pero su apoyo no fue suficiente.

“Antes el MAS te apoyaba y ya ganabas, ahora no es suficiente, porque hay una fragmentación en el campo popular, antes había una asociación entre lo popular y el MAS, pero ahora evidentemente el MAS ya no es lo más importante, comienzan a surgir facciones de lo popular con otra identidad”, analizó el exvicepresidente.


Desde su punto de vista, ahora ya no se enfrentan candidatos populares contra empresarios, sino que se produjo una pluralización de lo popular donde los candidatos provienen de la misma raíz y graficó los casos de Damián Condori en Chuquisaca, Santos Quispe en La Paz, fenómeno que no sucede en Pando y Tarija donde existe “una tendencia más conservadora”.


Diversificados

“Lo popular en el ámbito regional se está diversificando, antes lo popular lo cobijaba el MAS, fuera del MAS no había lo popular, hoy lo popular tiene varias cabezas”, dijo. 


El partido de Gobierno sucumbió al triunfo de sus propios militantes; en Pando la alcaldesa electa Ana Lucía Reis era la candidata favorita del MAS para los comicios, pero Morales la desplazó y perdió ese municipio; lo mismo sucedió con Regis Richter, que era el candidato con más respaldo, pero fue relegado y con otra sigla ganó la Gobernación.


En la ciudad de El Alto, lo propio, Eva Copa era la candidata elegida por las bases y Evo Morales ordenó que el candidato sea Zacarías Maquera. Esa decisión le costó una de las alcaldías más codiciadas por el masismo.


En Chuquisaca, el problema viene desde 2015. En ese entonces Damián Condori fue proclamado por los campesinos y el dedo de Morales llevó a que sea elegido Esteban Urquizu. Acusaron a Condori de malos manejos en el Fondo Indígena y lo llevaron a la cárcel; ahora, seis años después les volvió a ganar las elecciones.


Este fin de semana se realizará la “evaluación” de los resultados electorales y los masistas insisten en que fueron ganadores porque tienen el mayor número de alcaldías y las asambleas legislativas departamentales.  


Comentarios