Escucha esta nota aquí

El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, afirmó que se están realizando las gestiones necesarias para brindar ayuda a los residentes bolivianos que fueron afectados por un incendio de gran magnitud que se produjo en la zona denominada Laguna Verde, en la ciudad chilena de Iquique.

La autoridad señaló que hasta el momento se contabilizó a 40 familias bolivianas que resultaron damnificadaos, pero que “afortunadamente se encuentran estables y fuera de peligro”.

Manifestó también que el Consulado General de Bolivia en Chile ya está trabajando para poder socorrer y brindar toda la ayuda necesaria a los compatriotas bolivianos que radicaban allá.

“Actualmente, nuestro Consulado General está contactando a cada una de las familias de los afectados para ayudar con los trámites y documentación que las (familias) damnificados puedan necesitar”, dijo en contacto con un medio de comunicación.


El siniestro ocurrió este lunes en un campamento irregular de Laguna Verde y dejó al menos un centenar de viviendas precarias consumidas por las llamas, además de 400 personas agraviadas, según las autoridades locales.

El fuego se inició durante horas de la tarde de este 10 de enero y las llamas se extendieron rápidamente. Consecuencia de ello, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) llegó a declarar alerta amarilla y emitir un reporte alertando sobre la “presencia de viviendas irregulares y el difícil acceso al lugar”, según información de los diarios chilenos.

Blanco confirmó que todos los afectados serán trasladados a dos unidades educativas que serán habilitadas temporalmente como albergues para alojar a las más de 400 personas que se quedaron sin hogar.

"De momento estamos viendo de quienes se trata y de quienes requieren este apoyo consular y luego se les dará apoyo para emitir los documentos que requieran de manera gratuita (…) Más adelante veremos con qué más se les puede ayudar a estas familias que pasan por duros momentos”, añadió.

Aún se cuentan los afectados

Según la información preliminar recabada hasta las primeras horas de la tarde de este martes por el consulado boliviano, son alrededor de 300 personas de familias bolivianas habrían sido afectadas por el voraz incendio que consumió la totalidad de sus viviendas.

“Esa es una información casi oficial. Acá en el colegio Chipana, que es el otro centro de albergue, estamos en este momento trabajando y se nos hace difícil, porque hay gente que ha ido al mismo lugar de las tomas (asentamientos)”, indicó Eloy Poma, cónsul boliviano en Chile.

Según estimaciones de la autoridad consular, una vez concluido el registro de información, el número de familias bolivianas afectadas llegaría hasta las 90.

“Estimamos que alrededor de unos 80 a 90 familias bolivianas estarían siendo afectadas por este incendio. El sector es una toma (llaman así a los asentamientos), diríamos terrenos públicos que han ido construyéndose de manera irregular. Por esas tierras las construcciones son precarias de madera y fierros, entonces el fuego ha arrasado la totalidad de las viviendas, prácticamente han quedado sin nada nuestros compatriotas”, mencionó.

Comentarios