Escucha esta nota aquí

El gobernador de Beni, Fanor Amapo, afirmó que espera la solidaridad nacional e internacional para combatir al nuevo coronavirus. En ese departamento se declaró desastre sanitario por lo que las puertas se abrieron para recibir ayuda humanitaria con el objetivo de frenar la propagación del Covid-19.

Entre las necesidades que urgen en Beni, según el gobernador son: recursos humanos, infraestructura, disponibilidad de reactivos, equipos de bioseguridad y capacidad de diagnósticos laboratoriales. En días pasados el laboratorio en Trinidad se quedó sin reactivos, por lo que se frenó la realización de las muestras.

“Los centros de aislamiento obviamente que han colapsado, pero eso no significa que se haya descuidado a nuestros médicos, pese a las dificultades”, afirmó Amapo en contacto con Unitel.

La autoridad se reunirá en las próximas horas con una comisión del Gobierno nacional y una delegación de médicos de Santa Cruz, a la cabeza del secretario departamental de Salud, Óscar Urenda, que viajaron para brindar su apoyo a sus pares benianos.

Para atender a los pacientes con Covid-19 y ante la falta de espacios en los hospitales se está reacondicionando el campo ferial. En ese lugar se pretende atender solo a enfermos con coronavirus.

Otras de las medidas desesperadas de los benianos es la conformación de brigadas móviles, las mismas que realizarán una campaña casa por casa para tomar muestras a personas con síntomas de la nueva enfermedad.

Después de Santa Cruz -que registra 4.199 casos (que corresponde al 67% del total de casos en el país), Beni reporta  1.097 casos positivos, lo que representa (17,5%).