Escucha esta nota aquí

El gobernador de Tarija, Óscar Montes, criticó este martes la “falta de cordialidad” del presidente Luis Arce, que prefirió viajar a Cuba para acudir a la reunión del ALBA-TCP, antes que recibir a las autoridades departamentales en La Paz, como parte del Consejo de Autonomías.

Montes, que se encuentra en la sede de Gobierno, lamentó que muchas de las autoridades que acudirán a la invitación tuvieran que dejar sus obligaciones para sostener el encuentro con el primer mandatario, que anoche, de forma sorpresiva, partió rumbo a La Habana.

Con la sorpresa de que el anfitrión no está, nos invitó el presidente, luego de seis meses de estar en funciones, iba a ser la primera vez que nos podíamos reunir con él pero es una pena que no esté, hay muchos temas, una agenda política muy frondosa, mucho para hablar”, sostuvo Montes.

Salvo la autoridad de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, los ocho gobernadores participarán del encuentro, que será presidido por el vicepresidente David Choquehuanca, para analizar el plan de desarrollo y otros temas económicos.

“Sabemos que no va a venir nada de allá (de Cuba), habrá una declaración extremadamente política, que no traerá ningún beneficio, eso lo sabemos. Lo correcto hubiera sido que el presidente mande una nota, disculpándose, si es el caso, o postergando la reunión. Me parece que ha habido una falta de cordialidad con las autoridades que hemos dejado muchas cosas para venir a la reunión con el presidente”, recalcó Montes.

La autoridad tarijeña instó a que se discuta la modificación “urgente” de la Ley de Hidrocarburos, para que “se establezca una participación de las empresas petroleras mucho más atractiva porque no se dio continuidad a la exploración y explotación; estamos explotando lo que ya se había descubierto, es un esfuerzo que se hizo a fines de los 80 y 90, no ha habido nuevos descubrimientos significativos y eso está acabando con la actividad petrolera”.

Indignación sobre Pumari y Áñez

El gobernador chapaco también expresó su molestia ante los últimos hechos registrados, considerando que el Gobierno del MAS abusa del poder, mostrando la “peor cara de las dictaduras”, porque no se puede tolerar que se vulneren los derechos de Marco Antonio Pumari y de la expresidenta Jeanine Áñez.

“ (Siento) indignación como todos los bolivianos ante el abuso de poder, ante la prepotencia, no es solo Marco Pumari que está sufriendo eso sino también Jeanine Áñez, esa pobre mujer que está encerrada como un trofeo de guerra. Me molesta esta situación y ojalá que el Gobierno recapacite”, enfatizó en entrevista con radio Compañera.

Comentarios