Escucha esta nota aquí

El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, se aísla tras enterarse que el director del Sedes, Paul Castellanos diera positivo al Covid-19, informaron desde la Gobernación.

Según un funcionario cercano a la autoridad, Oliva asumirá el confinamiento debido a que Castellanos es un contacto directo y que estuvieron juntos en el acto de recepción de 25 camas de terapia intensiva.

"Por responsabilidad lo hará hasta que los médicos le indiquen que es pertinente hacerse la prueba del PCR", dijo el funcionario.

La autoridad, en una red social, expresó su solidaridad con Castellanos y otros funcionarios del Sedes, además del subdirector del hospital San Juan de Dios, Marcos Oliva, que dieron positivo al coronavirus.​