Escucha esta nota aquí

El gobernador de Tarija, Óscar Montes, dijo que el MAS busca instalar una agenda política para tratar de acallar, amedrentar y someter a las autoridades que se impusieron en la elección departamental en 2021.

"A todas luces está direccionado en ese sentido y yo al menos no lo voy a permitir", expresó Montes, al referirse a la reciente imputación de la Fiscalía de Distrito en su contra y la del alcalde Johnny Torres por el paro cívico en noviembre del 2021.

La autoridad calificó de grosero y sin sustento legal a la incriminación por los delitos de instigación pública a delinquir y separatismo, ya que no existen suficientes indicios.

A su criterio, espera que el viernes, cuando se presente a la audiencia, el juez que atienda el caso pueda enderezar el proceso y así evitar más daño a la democracia.

La Fiscalía de Distrito imputó a Montes y el alcalde Johnny Torres para abrir una investigación sobre su supuesta participación en el paro cívico del pasado año, cuando el Comité Pro Intereses de Tarija lideró el paro para exigir la abrogación de la Ley 1386.

"En ningún momento he instigado a nadie, ni se organizó nada para convulsionar, por el contrario, hemos llamado a la paz social y a la pacificación, tal como existen declaraciones públicas", afirmó el gobernador para rechazar la imputación en momentos que él prioriza una agenda de salud por la pandemia y la reactivación económica.

Comentarios