Escucha esta nota aquí

El gobernador de Tarija, Óscar Montes, se sumó al paro cívico de 24 horas y consideró a la Ley de Legitimación de Ganancias Ilícitas como una estrategia del MAS para la persecución política a los opositores en Bolivia.

"Me parece una barbaridad esa ley, la usarán para perseguir, para quitar todo lo que logramos en nuestra vida con mucho esfuerzo, me parece que este tipo de control a la población a través de la justicia ya está de buen tamaño y tiene que parar", expresó la autoridad.

Montes justificó la protesta cívica por considerar que el proyecto de Ley de Legitimación de Ganancias Ilícitas busca atentar contra las libertades ciudadanas y los derechos constitucionales en Bolivia.

La autoridad solicitó licencia, a fin de apoyar personalmente la medida de protesta determinada por el Comité Pro Intereses de Tarija y el movimiento cívico nacional.

"Soy un hombre respetuoso de las decisiones del Comité Cívico, yo vengo de la casa cívica, personalmente acataré el paro y respetaré las decisiones del Comité", expresó el gobernador que fue director y después presidente de esa institución.

Comentarios