Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional solicitó esta jornada que los representantes de la Iglesia católica en el país ayuden a generar un clima de diálogo ante la existencia de algunos sectores que protagonizan protestas para que se levante la cuarentena por Covid-19, sobre todo en Cochabamba.

Tras una reunión de información en ambientes del edificio contiguo a Palacio Quemado, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, solicitó a los representantes del clero que cooperen para “generan un clima de diálogo y comprensión entre los bolivianos, lejos de los intentos vanos y penosos de ciertos sectores minoritarios, que solo tienen un afán político de crear caos y convulsión social para romper la cuarentena para llevar luto a nuestros hogares”.

Solicitó que los obispos informen a la población y den mensajes de tranquilidad para “salir adelante en la lucha contra el coronavirus”, destacando la predisposición para ayudar en el cumplimiento del aislamiento que persiste ante la pandemia.

A su turno, el secretario general de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Aurelio Pesoa, realizó un llamado de paz, explicando que no se inclinan por ningún Gobierno. “La Iglesia católica, en tiempos pasados, cuando había un Gobierno de derecha, decían que la Iglesia era de izquierda, pero cuando hubo un Gobierno con corte socialista, dijeron que éramos de derecha. Sin embargo, con cualquier Gobierno nosotros estamos comprometidos en buscar el bienestar no solo de algunos sino de todos los bolivianos”.

Declaraciones de las autoridades:


Agregó: “Siempre buscamos la paz y hacemos un llamado de paz, los conflictos no nos ayudan a caminar y creo que en este momento los conflictos no deberían surgir, en este momento en el que todos estamos sufriendo, no solamente algunos”.

Actualmente se mantiene latente un conflicto en el sur de Cochabamba, donde pobladores impiden el paso de camiones al relleno sanitario de Kara Kara, provocando que los residuos se acumulen. Pese a la intervención de la Policía, ese sector persiste en su protesta, exigiendo que se levante la cuarentena y la realización de las elecciones generales.