Escucha esta nota aquí

Norma Cruz, “alta dirigente del MAS”, estuvo detrás del secuestro de los tres efectivos de Umopar en el Chapare (Cochabamba). La mujer, junto a Juan Villca Acebo, presunto propietario de la fábrica de droga desbaratada, se encuentra prófuga. Así lo señaló, en conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, que informó que el plan, tras la emboscada, era asesinar a los uniformados, pero la reacción oportuna permitió rescatarlos sanos y salvos.

“Esta gente se puso nerviosa, porque sabían que no íbamos a descansar. Hemos metido cuatro helicópteros, 15 patrullas y tenemos aún patrullas en la zona porque hay armamento que todavía no hemos recuperado, pero no podemos permitir que esas cosas sucedan”, dijo la autoridad.

Presentó la credencial del MAS de Cruz, enfatizando que esa es una “prueba” que ese partido político protege al narcotráfico, pero recalcó que la presidenta Jeanine Áñez instruyó redoblar los esfuerzos para combatir ese ilícito.

La conferencia:


“Fueron secuestrados por ser extremadamente tolerantes con los narcotraficantes, ellos debieron hacer uso de sus armas. Si no hubiéramos dispuesto todo lo que movilizamos ayer, los planes eran asesinarlos. No hay que tener ninguna contemplación con esta gente”, agregó Murillo.

Dijo que la investigación sigue en curso, que existen aprehendidos, que los policías fueron golpeados y continúa con el rastrillaje en el sector porque existe armamento que debe ser recuperado.

Los documentos de los involucrados: