Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional anticipó en las últimas horas que enviará a Santa Cruz las 47.000 dosis que reclaman las autoridades sanitarias cruceñas antes que concluyan con la aplicación de las 100.000 vacunas Sinopharm, que fueron entregadas la pasada semana.

Jeyson Auza, ministro de Salud, señaló que autoridades de ese departamento actúan con “desesperación” porque no pudieron garantizar la compra de inyectables como anunciaron, razón por la que solicitó no politizar ni confundir a la población respecto a la inmunización.

“Restan bastantes días para que Santa Cruz pueda aplicar las vacunas hasta aproximarse a las 100.000 y enviaremos incluso mucho antes estas 47.000. Estas manifestaciones caen en la desesperación de saber que las políticas que ellos están aplicando no dan resultados. Las supuestas vacunas que debían llegar en febrero, garantizadas con fecha, se han quedado en manifestaciones, les pedimos de todo corazón no politizar ni confundir a la población”, dijo el ministro en entrevista con el programa televisivo ‘Noches sin Tregua’.

La autoridad pidió al secretario de salud de la Gobernación cruceña, Joaquín Monasterio, tener las cosas “claras”, “como son”, explicando que se garantizan 147.212 dosis para el departamento de Santa Cruz, habiendo dejado 100.000 y el restante fue trasladado a La Paz para garantizar la cadena de frío.

La entrevista:


“Nuestra tarea es garantizar la cadena de frío, se han dejado los paquetes guardados y sellados con los controles, no podíamos dividir la cantidad de vacuna más de las que hemos dejado”, acotó Auza.

También volvió a rechazar las denuncias por la vacunación “clandestina” de 63 enfermos renales, como señaló Monasterio. “No creo que encaje ese término en una vacunación realizada en cadena nacional, donde hemos manifestado que a más del personal de salud estamos inmunizando a la población en riesgo”, recalcó.

Comentarios