Escucha esta nota aquí

Sobre los hombros de dos funcionarios de Migración vinculados al MAS recayó la responsabilidad por la divulgación irregular del flujo migratorio del periodista Junior Arias. El director nacional de Migración, Marcel Rivas, que depende del Ministerio de Gobierno, dijo que la intención de los ahora ex servidores públicos consistía en afectar la imagen del Gobierno de transición.

Este es el segundo caso de irregularidades cometidos en poco menos de un mes que involucra a funcionarios que prestan servicios en el aparato del Estado desde la época de Evo Morales, refugiado actualmente en Argentina después de renunciar a la presidencia por el fraude electoral. El anterior hecho, se conoció a mediados de mayo, cuando llegaron al país 170 ventiladores pulmonares con un presunto millonario sobreprecio.

Durante las investigaciones se conoció que uno de los principales responsables de la operación, Fernando Valenzuela, entonces encargado de adquisiciones del Ministerio de Salud, era cercano a la ex ministra Gabriela Montaño. La acompañó como director jurídico cuando la ahora refugiada en Argentina ocupó la presidencia de la Cámara de Diputados.

En el Gobierno, admiten que mantuvieron en sus estructuras a personal ligado al masismo por sus condiciones profesionales, pero hay otras autoridades que están a la “caza” para sacarlos de la cosa pública.

El diputado Víctor Borda (MAS) no considera extraño que algunos funcionarios de la gestión de Evo Morales, permanezcan en los ministerios y otras estructuras del Estado. El legislador califica como un ‘ataque político’ vincular a militantes del MAS con los casos de corrupción y de algunas irregularidades cometidas por el Gobierno de transición de Jeanine Áñez.

La canciller Karen Longaric, admite que en su cartera existe personal que fue contratado en la era del MAS. Evita dar nombres, pero destaca que esos funcionarios tienen carrera diplomática y profesional. De los trabajadores que fueron excluidos, dice que están realizando una auditoría para verificar si cometieron hechos irregulares.

“Los funcionarios contratados por el MAS, que permanecen en el servicio central reúnen méritos profesionales y han cursado la Academia Diplomática. Ellos permanecerán en Cancillería si desean hacer un aporte honesto al país. Los que no tienen formación profesional, ni buen desempeño laboral, serán desvinculados”, remarca Longaric, quien acota que lo mismo sucederá en el servicio exterior.

En la Cancillería fueron desvinculados unos 180 funcionarios que habían sido contratados en las gestiones de David Choquehuanca, Fernando Huanacuni y Diego Pary, los tres únicos cancilleres de Evo Morales. En esas gestiones, el personal del Ministerio de Relaciones Exteriores creció en un 63%, según Longaric.

En el Ministerio de Educación se renovó la planilla a casi un 85%. Los que se quedaron son mandos medios y están en los viceministerios de esta cartera. El ministro del área, Víctor Hugo Cárdenas, informa de que realizó un recorrido por las oficinas y encontró “grupos de choque” que trabajaban a favor del MAS. La autoridad detalla que en las pantallas de las computadoras estaba la fotografía de Evo Morales.

“He encontrado grupos de choque político-partidarios que formaban parte de la planta administrativa del Ministerio de Educación. Ellos no tienen nada que hacer en un Ministerio de Educación. Estas personas participaban en actividades políticas y electorales. Además, encontramos panfletos y folletos con fotos de Morales”, reprocha Cárdenas.

Ministerio de Gobierno

Algo similar ocurrió en el Ministerio de Gobierno. Esta cartera removió los cargos jerárquicos, pero mantuvo algunos puestos técnicos en manos de personas contratadas por el anterior Gobierno. El director de Migración, Marcel Rivas, reconoce que existen funcionarios “ligados” al MAS en las entidades que dependen del Ministerio de Gobierno. El funcionario dice que hay personal que intenta dañar la imagen de la gestión de Jeanine Áñez y que se identificó a esos servidores.

Rivas se centra en el caso de dos funcionarios de Migración que fueron despedidos por supuestamente ingresar al sistema y sacar el flujo migratorio del periodista Junior Arias, quien denunció un supuesto sobreprecio en la adquisición de granadas lacrimógenas. La autoridad remarca que uno de los servidores tiene carné de militancia del MAS registrado ante el Tribunal Supremo Electoral y que ambos entraron a la entidad pública en 2013. “Este es un caso muy grave. No se puede publicar el flujo migratorio de una persona con fines políticos. Ese dato es personalísimo y solo se puede acceder con pedido fiscal. Entonces, hay gente del MAS que está tratando de dañar la imagen del ministro Arturo Murillo y también de Dirección General de Migración”, recalca Rivas.

En el Ministerio de Obras Públicas existen muchos cargos por la tuición que tiene la cartera de diferentes empresas y entidades públicas, como Boliviana de Aviación (BoA), la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), Entel, la Agencia Boliviana Espacial (ABE) y otras. En los diversos cargos jerárquicos se removió a altos ejecutivos, pero existe personal de mando medio en varias reparticiones.

El ministro Iván Arias, no quiere generalizar a todos los servidores de la gestión del MAS y recalca que puede existir personal institucionalizado. La autoridad incluso habla de una ley para proteger a funcionarios que denuncien corrupción en la era de Evo Morales.

En la cartera de Economía se presenta una situación similar. Hay personal del anterior Gobierno que se mantuvo en mandos medios. Pero hay un cargo de jefe de unidad que ingresó en febrero de este año y que en anteriores gestiones trabajó en altos puestos en el Ministerio de Obras Públicas y en la empresa Mi Teleférico. En los demás ministerios hubo prácticamente un cambio total, como en el Ministerio de Justicia, que cambió a todo su personal en diferentes direcciones y jefaturas de unidad.

Evaluación: en la Dirección de Migración buscan a personal que fue contratado en la gestión del MAS para evaluarlo.

Respiradores: el caso de Fernando Valenzuela, director jurídico en Salud involucrado en la compra de los ventiladores pulmonares con sobreprecio, obligó a los ministros a revisar al personal que está a su cargo.

Sin cambios: los exministros de Salud Aníbal Cruz y Marcelo Navajas dijeron, por separado, que mantuvieron a funcionarios del MAS en esa repartición.

Grupos de choque: durante las protestas de octubre y noviembre del año pasado se constató que en algunas dependencias de ministerios se almacenaban bombas molotov.