Escucha esta nota aquí

El Gobierno advirtió con utilizar la fuerza pública contra grupos de personas que intenten sabotear las medidas que se realiza por la seguridad, la salud y la vida de los bolivianos en esta etapa de control para evitar el contagio de la pandemia del coronavirus.

“Requerimos el compromiso de todos los bolivianos y vamos a hacer muy estrictos en el cumplimiento de la norma. Agotaremos la vía del diálogo. Pero, por tratarse de la seguridad, la salud y de la vida de los bolivianos, tomaremos las medidas que correspondan cuando así sea necesario. Incluso, con la ayuda de la fuerza pública que, esperamos, evitarla al máximo”, amenazó la tarde de este martes, el ministro de Trabajo, Óscar Mercado.

La autoridad se refirió al caso, luego de las acciones asumidas por vecinos de Villa Sudamericana, en la ciudad de Cochabamba, donde llegaron unos 64 connacionales que regresaban de Chile tras haber sido, en su mayoría, despedidos de sus fuentes de trabajo por efectos de la enfermedad que está cerrando la producción.

Mercado es el delegado presidencial de este departamento para realizar el control de las medidas contra la expansión del Covid 19, y presenció como un grupo de personas protestaban y se oponían a que los repatriados llegaran hasta esa Villa, donde estarán hasta este miércoles, bajo estricto control sanitario.

Los primeros informes médicos practicados a los connacionales establecen que ninguno de ellos tiene síntomas ni la confirmación de estar en proceso de evolución del virus, pero que se debían activar medidas de seguridad.

“En ese contexto, es que se los aloja en horas de la mañana en la Villa Sudamericana, se les brinda el refugio correspondiente a todos ellos y sus familias esperan los resultados epidemiológicos que permitan proseguir con los protocolos que en estos casos están establecidos. Lamentablemente, esta situación fue mal comprendida por algunas autoridades departamentales, lo que generó mucha susceptibilidad en los vecinos de la zona, al extremo que nos rodearon la infraestructura y no pudimos  proveer de alimentos a las familias y a las personas que se encontraban en esas circunstancias”, dijo el ministro

Luego de la intervención de diálogo de policías y militares, se logró establecer la tranquilidad, bajo el compromiso de que este miércoles todos se vayan del sector.

Fernando Cuéllar, comandante de la Guarnición Militar de Cochabamba, informó que 155 personas llegaron a esa ciudad en tres buses para su posterior aislamiento preventivo. En las próximas horas, 64 serán derivados a Santa Cruz, por ser originarios de este departamento.

Serán estrictos

Por su parte, en La Paz, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó que 487 ciudadanos bolivianos retornaron al país desde el pasado sábado y advirtió con aplicar todo el peso de la ley contra quienes bloqueen su traslado para que cumplan cuarentena.

“Repudiamos enérgicamente los actos de personas que dificultan el transporte de personas y la agresión a los policías que los acompañan. Aplicaremos todo el peso de la ley contra quienes estén saboteando los esfuerzos del país”, advirtió Núñez.

La autoridad explicó que 360 ingresaron por vía terrestre por Pisiga, frontera con Chile; 45 por Puerto Quijarro, frontera con Brasil; mientras que 82 abordaron el vuelo chárter que habilitó el Gobierno desde Lima, Perú.

Desde Pisiga

Los ministros de Defensa y de Obras Públicas, Fernando López e Iván Arias respectivamente, lamentaron el extremo al que se llegó en Cochabamba. Estuvieron en Pisiga (Oruro), frontera con Chile, donde recibieron a los bolivianos que llegaban del exterior.

“No tenemos por qué no permitir el ingreso de estos bolivianos a centros de cuarentena. Todos son asintomáticos, probados por los médicos. No se nos puede pasar por la cabeza no dar la mano a un boliviano que llega desde esta frontera. Pido, en especial a los cochabambinos, a aquellos que pretenden causar caos porque están llegando nuestros hermanos a lugares de confinamiento, por favor, primero que se informen. Lo que están haciendo es inhumano. Pero también, quiero que sepan que las FFAA, la Policía y la justicia, que no vamos a permitir que inadaptados y desinformados no permitan el normal desarrollo de los protocolos de salud”, sentenció.

Las autoridades agradecieron la labor que cumplieron los ciudadanos de Pisiga, que dejaron pernoctar a los bolivianos, sin ninguna complicación.

Comentarios