Escucha esta nota aquí

La distribución de las más de 15 toneladas de medicamentos contra el coronavirus que arribaron al país este jueves, dependerá del Centro de Abastecimiento y Suministros de Salud (Ceass). Este centro definirá cómo se hace la entrega de estos medicamentos al sistema sanitario público (a través del Sistema Único de Salud - SUS) y a la seguridad social, informó el ministro de Salud, Jeyson Auza.

En conferencia de prensa desde el aeropuerto Viru Viru, el ministro indicó que el Ceass se encargará de distribuir de manera gratuita los cinco fármacos que llegaron desde India, mismos que beneficiarán al sistema público de salud y la seguridad social (todavía se está afinando el tema de la distribución).

Sin embargo, las clínicas privadas que así lo requieran también pueden solicitar estos fármacos, solo que tendrán que comprarlos y serán beneficiados con un precio más bajo de los que se venden en el mercado local.  


Las gestiones del Estado permitieron el acceso a cinco fármacos a precios más bajos y que son de los más solicitados para atender a pacientes ingresados por Covid-19 y que se tratan en terapia intensiva.

La lista de medicamentos que arribaron al país es la siguiente: 30.000 dosis inyectables de Remdesivir, 3.000 dosis inyectables de Meropenem, 225.000 dosis de Propofol, 30.000 de Dobutamina Clorhidrato y 70.000 de vancomicina. Todo ello requirió un gasto aproximado de $us 1,66 millones. 

Si la misma cantidad de medicamentos se adquirieran en el mercado nacional el precio sería de $us 11,1 millones, por lo que hay un ahorro aproximado de $us 9,44 millones, informaron desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Compramos directamente a la farmacéutica, lo que nos permitió eliminar intermediarios y en consecuencia bajar significativamente los costos. Sin intermediarios en la compra de medicamentos, eliminamos los riesgos de corrupción y la especulación de precios de los suministros para enfrentar la pandemia", manifestó el canciller Rogelio Mayta.

Recordó que muchos medicamentos contra el Covid-19 escasean en el mundo y los que hay son inaccesibles para la mayoría de los países; por eso el Gobierno boliviano acudió a los principales centros de producción a fin de negociar la compra y traerlos a Bolivia.

"Estamos trayendo estos medicamento para que sean accesibles para la población boliviana y para que se distribuyan de manera gratuita. No habían estas cantidades en el mercado interno y siempre fue una preocupación latente", precisó el ministro Auza, a tiempo de resaltar que, con las nuevas determinaciones se minimiza la posibilidad de tener una estrategia centrada en la cuarentena rígida.

Ahora otra de las tareas que tiene el Gobierno es hacer efectiva la llegada y distribución de más vacunas contra el Covid-19, las cuales tendrían que haber llegado desde el 15 de febrero, según indicaron en días pasados desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Comentarios