Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que el consumo interno de droga en Bolivia se cuadruplicó en los últimos meses. Los efectivos policiales lograron sacar de las calles más de un millón de dosis que estaban destinadas a los jóvenes, según la autoridad de Estado.

Murillo indicó que se secuestró 1.372.000 dosis de droga destinadas al consumo interno o microtráfico en diferentes regiones del país. Identificó al Plan 3.000 en Santa Cruz de la Sierra y a la ciudad de El Alto, como las zonas donde existe el mayor consumo de sustancias controladas.

La autoridad informó en conferencia de prensa que se realizaron 125 operativos en los que se secuestró 279 kilos de droga (pasta base), 85 kilos de clorhidrato de cocaína, que hacen un total de 364 kilos de droga y 140 kilos de marihuana. “Estamos hablando que sacamos del mercado de la calle 1.372.000 dosis”, detalló ante los periodistas. 

Agregó que la Policía realiza investigaciones a varios “dealers” (distribuidores), que son personas que facilitan la droga a los jóvenes en las calles. En la ciudad de El Alto se vende droga en “sobrecitos”, afirmó.

La autoridad indicó que el Gobierno está preocupado por el consumo de droga interna, puesto que se quiere cuidar la salud de la juventud y alertó a los padres para que puedan controlar a sus hijos y eviten que caigan en el vicio.