Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional aprobó una reglamentación para la implementación del teletrabajo en el sector público y privado, que contempla todos los derechos y obligaciones que actualmente están vigentes en la normativa nacional.

Óscar Mercado, ministro de Trabajo, explicó algunos beneficios de esa metodología, que se basará en resultados que cada personero pueda generar y que implica la reducción de los costos de transporte, evitar aglomeraciones y dotar los implementos tecnológicos necesarios por parte de los empleadores.

“No solo será durante la cuarentena sino después, esta modalidad llegó para quedarse en los próximos años con todas las ventajas que esto supone”, explicó la autoridad, detallando, por ejemplo, que en su cartera de Estado se podría reducir hasta en un 50 por ciento el personal presencial.

Resaltó que Bolivia es uno de los primeros países en la región que regula la modalidad de teletrabajo y explicó que la normativa fue consensuada con diversos sectores, incluyendo sugerencias del empresariado privado.

“Los sectores más vulnerables serán los primeros en acogerse a esta modalidad, mujeres embarazadas, mayores de 60 años y personas que tengan enfermedades de base, pero no solo sectores vulnerables se podrán acoger sino todos aquellos que puedan desempeñar de esta forma sus actividades”, complementó Mercado.

Dijo que la prestación de servicios debe ser la misma que cuando era presencial, por eso se evalúa los resultados, debe ser concertada entre trabajadores y empleadores, incluirá capacitación al personal y no significará una reducción del salario.