Escucha esta nota aquí

El Gobierno argentino entregó a la justicia documentación sobre el envío de material antidisturbios a Bolivia, que, según el ministro de Defensa de ese país, Agustín Rossi, confirma que existió “contrabando agravado” de municiones y gases lacrimógenos.

"Aportamos a la Justicia toda la documentación del vuelo Hércules C-130 y las comunicaciones que existen entre la Misión Naval de Argentina en Bolivia. Allí se confirma que las armas enviadas fueron hechas en Fabricaciones Militares para la Gendarmería Nacional. Esto confirma que hubo contrabando agravado", señaló Rossi en declaraciones al Destape Radio.

En la vecina nación existe una denuncia contra el expresidente Mauricio Macri y sus exministros, mientras que en Bolivia se abrió una investigación contra el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Gonzalo Terceros, quien, supuestamente, escribió una carta de agradecimiento al embajador argentino de entonces en Bolivia por el envío del material.

Según el titular argentino, hubo "un pedido verbal" de su antecesor, Oscar Aguad, para que se cargara el material en el Hércules C-130 y que "hay una declaración" de una autoridad castrense que así lo comprueba.

"Se pidió la custodia y se embarcaron en el mismo Hércules los 70.000 cartuchos antidisturbios y las granadas. Una parte fue a la Fuerza Aérea Boliviana y otra a la Policía Boliviana", subrayó el ministro argentino.

En tanto, el Gobierno argentino amplió ayer la denuncia que presentó contra Macri y la exministra, Patricia Bullrich, por el supuesto contrabando agravado. Incluyeron a la causa fotografías del material encontrado y documentos.

Comentarios