Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional aseguró que los estudiantes bolivianos no perderán el año escolar este 2020. Christian Tejada, viceministro de Educación Especial y de Ciencia y Tecnología, garantizó la continuidad de las labores educativas vía internet. Las clases presenciales se suspendieron en la primera quincena de marzo, días después de la detección del primer caso positivo de Covid-19 en Bolivia.

“Ahora la prioridad es la salud y la educación. No se suspenderá el año escolar”, afirmó Tejada la mañana de este jueves en contacto con la red Unitel. Hasta el momento 120.000 profesores, de un total de 200.000 que existen en las áreas urbano y rural, los que fueron capacitados, aproximadamente.

Para llegar al área rural, afirmó que se está realizando convenio con Bolivia TV y algunas radios para que los estudiantes que no tengan acceso a internet puedan pasar clases por estos medios.

“En las comunidades, que realmente, no tengan internet se les entregará un material gratuito para que, en una hora determinada, pasen clases viendo o escuchando a sus profesores en la televisión o en la radio y después de un mes presenten sus tareas. Así llegaremos a todo Bolivia con la educación”, indicó.

Regulación universitaria

El viceministro Tejada afirmó que en el nivel universitario no existe mucho problema porque las universidades ya brindan educación online; sin embargo, se regulará para que las casas de estudios superiores cumplan con las exigencias de una educación de alto nivel y con las condiciones adecuadas para sus alumnos.

“Hasta ahora hemos recibido la solicitud de dos universidades del país, para que sus estudiantes tengan acceso a internet gratuito y no se perjudiquen. Recordemos que todas las universidades públicas son autónomas, pero no las vamos a dejar desamparadas y estamos trabajando en ello, porque lo que se quiere es no perjudicar a nadie”, manifestó.

En Bolivia no se pasa clases presenciales en todos los niveles desde marzo, mes en el que la presidenta del Estado, Jeanine Áñez, ordenó la suspensión total de las labores educativas por la presencia del coronavirus en el país.