Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, afirmó este viernes que están tras los pasos de Martín Serna Ponce, exmiembro del grupo terrorista MRTA, señalado como quien llevaba instructores al Chapare para que cocaleros reciban instrucción militar.

La autoridad también solicitó que una de sus garantes, Lucía Suárez, exasesora de Gabriela Montaño, sea enviada a la cárcel, por posibilitar que el ciudadano peruano salga de la cárcel de Chonchocoro, donde debía cumplir una pena de 20 años por el secuestro del empresario y líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina en 1995.

“Estamos investigando y apenas lo agarremos, vamos a llevarlo a donde nunca debió salir, a Chonchocoro; también estamos viendo de reactivar el caso, porque la garante debería estar en la cárcel porque a quien garantizó está en actos de terrorismo”, dijo el titular en conferencia de prensa.

Serna es un exmiembro del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru y fue acusado del secuestro del empresario y político en 1995, siendo sentenciado en 1999, recibiendo libertad condicional en 2001 y fugando en 2004.

En 2012 fue recapturado, pero nuevamente se benefició de medidas sustitutivas. Estaría involucrado en las muertes registradas en los enfrentamientos en Cofadena, Montero (Santa Cruz), la pasada gestión, según la imputación que emitió la Fiscalía.

“Él está libre porque la señora Lucía Suárez, cuando el MAS estaba en el Gobierno, se puso de garante para sacarlo de Chonchocoro.  Ella, la asistente de Gabriela Montaño, es quien maneja la campaña de Luis Arce; esa es la gente que está en el MAS”, agregó Murillo.