Escucha esta nota aquí

El Gobierno convocó este viernes a las entidades públicas y privadas del sector turístico para reglamentar de manera conjunta el Decreto Supremo (DS) 4400, que establece medidas para la promoción y recuperación del sector turismo, específicamente del interno.

“Este decreto manda a seguir trabajando conjuntamente. Por tanto, convocamos a todos los operadores del sector privado y sector público de turismo, a trabajar en la reglamentación. Tenemos 15 días para ponernos de acuerdo en especificar la forma de operativizar este decreto”, manifestó el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca.

En ese sentido, invitó a la Cámara Nacional de Operadores de Turismo, a la Asociación Boliviana de Agencias de Viaje y Turismo, a la Cámara Boliviana Hotelera, a las cámaras departamentales del sector gastronómico, así como a la Federación de Guías de Turismo, a las asociaciones de guías locales de lugares turísticos, a las empresas de transporte, aéreo, lacustre, fluvial, a la Policía Turística, a la Federación de Asociaciones Municipales (FAM), entre otras, para que ayuden a implementar el decreto.

La situación turística

En los últimos 14 años el turismo en Bolivia había registrado un crecimiento sostenido de hasta un 251%, con una tasa promedio anual de 9,6%. En la gestión 2019, la llegada de visitantes internacionales extranjeros alcanzó más de 1.150.000 personas, con un gasto promedio de Bs 382 por turista y una estadía promedio de 12 días, generando ingresos para el país de $us 837 millones.

Según el ministro Huanca, el flujo turístico interno alcanzó alrededor de 1.171.160 personas con un gasto promedio de Bs 165 y una estadía promedio de 5,12 días, logrando un movimiento económico de más de $us 204,5 millones.

Sin embargo, la pandemia del Covid obligó a cerrar las fronteras. El turismo es uno de los sectores económicos más afectados. El ministro Huanca se comprometió a impulsar medidas para dinamizar la actividad turística, una de ellas es el Decreto Supremo 4400, publicado el jueves en la Gaceta Oficial, que establece vacaciones escalonadas y planificadas, además de 10 días hábiles, para las funcionarios públicos.

Las servidores públicos podrán tomar vacaciones en 2021 con goce de haberes, equivalente hasta un 30% del tiempo de vacación utilizado en la actividad turística. Esto, para los que adquieran paquetes turísticos nacionales.

El Decreto Supremo 4400 permite que los empleados públicos establezcan acuerdos con los proveedores del sector turismo, para que adquieran los paquetes de turismo interno.

Comentarios