Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional vuelve a buscar al sector del transporte para persuadirlo y dejar sin efecto las medidas de presión que llevan adelante. El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, convocó a una nueva mesa de diálogo para este miércoles, 12 de enero, en un momento en el que los choferes cumplen con un paro y bloqueo nacional de 24 horas.

La reunión anunciada por el ministro está fijada para las 14:00 en La Paz y la autoridad adelantó que hay puntos que todavía deben tratarse, dejando entrever que puede haber una mayor afinidad con el sector de transporte, pero no se refirió a un nuevo diferimiento de créditos.

Refinanciamiento y reprogramación fueron los términos aludidos por el ministro, pese a que los transportistas tienen entre sus demandas prolongar por seis meses más (hasta junio de este año) el diferimiento de sus obligaciones con las entidades financieras.

Montenegro apuntó que buscarán retomar los puntos abordados en la reunión de ayer (lunes) y encontrar un consenso, pese a que los choferes rompieron el diálogo y actualmente llevan adelante un paro nacional y bloqueo de ciudades, medida que se extenderá durante las 24 horas del presente 12 de enero.

"Mandamos la invitación al sector. Queremos determinar los puntos restantes y reforzar algunos elementos de la propuesta que están esperando no solo los transportistas, sino todos los prestatarios que se acogieron al diferimiento de créditos. Queremos buscar una solución integral y acorde a la economía boliviana", precisó.

Además, el ministro expuso que volver a diferir los créditos conllevaría a los prestatarios a congelar sus movimientos con el sistema financiero sin opción a un diferimiento o reprogramación, tema que también elimina (por más tiempo) la cultura de pago, lo que generaría un historial no muy sano para los beneficiarios de los créditos.

Sin embargo, los transportistas no contemplan la reprogramación o refinanciamiento. En las próximas horas realizarán una evaluación sobre la jornada de bloqueo y evaluarán la situación. 

"Esta medida es dura, pero lamentablemente no hay otro camino porque no escuchan nuestra solicitud. Es una demanda justa y hemos dado la explicación porque estuvimos más de 110 días sin trabajar y cuando volvimos se hizo al 30% de capacidad. No hay pasajeros", expuso el dirigente del transporte urbano de Santa Cruz, Mario Guerrero.

Comentarios