Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, descartó la llegada de un avión Hércules para combatir los incendios forestales en el país, pero confirmó la contratación de tres helicópteros para apagar el fuego en lugares de difícil acceso. Santa Cruz es el departamento más afectado por el fuego que arrasa el bosque.

López justificó la no contratación del Hércules (de Canadá), porque su llegada se estima entre tres y cuatro semanas, tiempo en el que se calcula que se podrá apagar la totalidad o gran parte de los incendios.

En declaraciones a EL DEBER Radio, el ministro indicó que no se justifica generar un gasto millonario e innecesario. Contratar la aeronave significaría más de $us 5 millones al Estado boliviano. “Hasta que llegue el avión, la lluvia, los bomberos y las Fuerzas Armadas ya habrán hecho el trabajo”, confió.

En Bolivia existen 1.149.000 hectáreas afectadas por los incendios, de las cuales 679.000 están en Santa Cruz. Los otros departamentos, que también combaten los focos de calor, son Cochabamba (17.496 hectáreas), La Paz (2.076), Tarija (1.114), Beni (449) y Oruro (287), además de la población chuquisaqueña de Macharetí.

En Santa Cruz, los incendios que aún no se han controlado se registran en los municipios de San Ignacio de Velasco, San José de Chiquitos, Concepción, Lagunillas, Vallegrande y Ascensión de Guarayos, mientras que en Beni, la situación más complicada se encuentra en las poblaciones de Magdalena, Baure, San Joaquín y Exaltación.

Finalmente, López pidió a la población tener mayor conciencia para evitar las quemas descontroladas que causan serios daños al medioambiente y a las familias bolivianas.