Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, desmintió este martes las denuncias realizadas por el expresidente Evo Morales, a través de su cuenta tuit, de que se estarían movilizando francotiradores a El Alto y el Chapare.

“No existen francotiradores. Lo que está tratando de hacer es lo de siempre: tratar de sembrar odio en el país”, manifestó la autoridad.

Morales escribió en su cuenta: “Hemos recibido información muy preocupante sobre el traslado de francotiradores hacia El Alto y el Trópico de Cochabamba. Las FFAA no están para atacar al pueblo que defiende los recursos naturales, sino para defender la soberanía y la independencia”.

El viceministro Issa pidió al expresidente y jefe de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS) que “deje de ver los canales de acción de Netflix”.

Según la autoridad, esas declaraciones muestran la desesperación del partido que dominó el Gobierno por 14 años, ya que cada vez pierde más gente, sea porque era un partido político que compraba seguidores o porque la gente se está dando cuenta de quiénes son.

Es por eso su desesperación por tener elecciones. Porque día qué pasa, pierden gente”, manifestó, horas después de que concluyera una masiva marcha de organizaciones afines al MAS, convocada por la Central Obrera Boliviana (COB) en la ciudad de El Alto exigiendo que se mantenga la fecha de elecciones del 6 de septiembre.

En el Trópico de Cochabamba, a la cabeza del Ejecutivo de la Federación Intercultural Chimoré, Leonardo Loza, también se replicó la manifestación masista. El dirigente pidió a la Policía y las Fuerzas Armadas no matar a su propio pueblo “porque somos sus hermanos, somos sus compañeros”.