Escucha esta nota aquí

Ante las denuncias contra el expresidente Evo Morales por una supuesta relación con una joven desde que esta era menor de edad, el ahora denominado 'caso Noemí', el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, manifestó que la Fiscalía es la responsable de investigar y determinar si la exautoridad tiene alguna responsabilidad en el caso del que se lo acusa.

"Hay delitos de orden público y es obligación del Ministerio Público seguirlos de oficio e iniciar un proceso investigativo", expresó el viceministro a una red televisiva, a tiempo de aclarar que es una obligación de las autoridades hacer un registro de oficio porque el caso implicaría a una menor de edad.

No obstante, la joven de nombre Noemí, quien habría confirmado tener una relación con el exmandatario, tiene ahora 19 años, pero las autoridades no han determinado que la relación se haya iniciado cuando era menor de edad, como salta la acusación del periodista Alejandro Entrambasaguas, del medio español OK Diario, quien se encuentra en España.

Hasta la fecha no hay claridad respecto a las acusaciones contra Evo Morales, entre las que figuran estupro, pedofilia y trata y tráfico de menores, pero sí suman las denuncias en su contra y evidencias que están en manos del Ministerio Público.

Issa explicó que, en caso de que se requiera la presencia de Morales para dar rumbo a las pesquisas, este sería notificado por la Cancillería, ya que se encuentra exiliado en Argentina. Y si es que no se presentara se puede tramitar una rebeldía para continuar con el caso.

El diputado masista Édgar Montaño se refirió al tema en días pasados y expuso que en las fotos difundidas, en las que se ve a Evo con Noemí, no se establece una relación amorosa o que mantengan una relación desde que la joven era menor de edad.

Además, si bien se difundió una declaración de Noemí en la que esta afirma que mantiene una relación con Evo desde mayo de este año, la propia joven envió una carta a la Defensoría del Pueblo explicando que fue obligada a dar estas declaraciones por la Policía. A esto se suma que la declaración difundida no cuenta con las firmas respectivas.

Contradicción de autoridades

Issa sostuvo que este caso se genera a raíz de una coincidencia. El 7 de julio en la localidad de Sacaba (Cochabamba), cuando unos vecinos llamaron a la Policía para denunciar que se estaba realizando una fiesta en un domicilio particular. Ahí logran detener a nueve personas personas, entre las que se encontraba Noemí y su hermana, Gladys.

Entonces se evidenció que Gladys había tenido contacto con personas implicadas en el 'caso Terrorismo' en el que se acusa a Evo Morales de dar órdenes al dirigente Faustino Yucra para cercar las ciudades (durante los 21 días de paro cívico que conllevaron a la salida del líder del MAS del Poder). Se le requisaron dos celulares, uno de su propiedad y otro de Noemí.

Fue en el celular de Noemí en el que se encontraron los mensajes y fotos de Evo con Noemí. "No se estaba investigando nada, ha sido una coincidencia haber encontrado las fotos", expresó Issa. 

No obstante, el 13 de julio, edirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Iván Rojas, informó que la Policía había encontrado un vehículo robado, en el que casualmente viajaba Noemí y ahí fue que el caso empezó a salir a la luz. En el operativo se detuvo a tres personas.