Escucha esta nota aquí

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, aclaró este lunes que el decreto que penaliza la desinformación no alcanza a periodistas del país. Sostuvo que la disposición solo persigue contrarrestar aquellas publicaciones que ponen en riesgo la salud de la población.

Tienen que cuidarse esos ciudadanos que difunden mala información, que tienen intereses políticos, los periodistas tienen que estar tranquilos”, señaló la autoridad en conferencia de prensa.

El 7 de mayo, la presidenta Jeanine Áñez aprobó el Decreto Supremo 4231 que modifica los alcances de los decretos 4119 y 4200, estableciendo sanciones penales a la difusión de la información “escrita, impresa y/o artística” que genere “incertidumbre en la población”.

Núñez detalló que el decreto es solo sobre la pandemia, quien infringe, quien dé mala información que quieren dividir, que se rompa la cuarentena, esos son quienes deben preocuparse y el Ministerio Público deberá regular eso”.

El titular ratificó que el gremio periodístico está sometido a la Ley de Imprenta, ratificando que el decreto pretende “cuidar la salud de los bolivianos”, sancionando a “las personas que difundan información que ponga en riesgo o afecten a la salud pública, generando incertidumbre en la población”.