Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional informó la noche del miércoles que tiene “identificados” a los “financiadores” del paro multisectorial que cumplen varias regiones del país. Duda que la movilización sea “genuina” e instruyó el cambio de los comandantes departamentales de la Policía Boliviana, porque hubo acciones que “causaron molestia” en el presidente Luis Arce.

Jorge Richter, vocero de la Presidencia, señaló que las palabras del jefe de Estado y del vicepresidente, David Choquehuanca, ayer en La Paz, cuando convocaron a la movilización campesina”, fue una “respuesta política” y aseguró que no se aceptará que la oposición debilite al MAS.

“(Esto llegará) hasta que se generen condiciones de diálogo, las condiciones deben ser genuinas, no es con imposiciones, adjetivos, insultos, tampoco con amenazas. El Gobierno siempre ha mostrado intención de poder asistir al diálogo. Estamos en el absurdo, después la protesta será por un conjunto de leyes, quieren construir un Gobierno doblegado y sin ningún tipo de fortaleza y al que rápidamente puedan desgastar y construir políticas político partidarias y eso ni el presidente ni el vicepresidente ni la colectividad social lo van a aceptar”, sostuvo.

Reveló que “sabemos, tenemos la información absolutamente puntual de quiénes están financiando esta movilización, hay recursos económicos detrás, no es genuino, no es espontáneo, hay financiamiento”, sin identificar a las personas que estarían apoyando los bloqueos, sobre todo en la capital cruceña.

El portavoz reiteró que hay sectores de aportan recursos económicos para “logística, alimentación, movilización” y preguntó: “¿usted cree de verdad que esto es absolutamente genuino y que la gente está en la calle de forma genuina? Esto está incentivado económicamente en una parte, seguro hay otros sectores que salen y hay gente que tiene su vocación natural por defender su región y ciudad, pero la generación de conflicto, la violencia, eso tiene financiamiento”.

Nuevos comandantes

Richter confirmó que el primer mandatario ordenó el cambio de algunos de los comandantes departamentales, por los hechos que se registraron entre el lunes y martes, donde hubo violencia excesiva en las intervenciones de la fuerza del orden en Tarija, Oruro, Potosí, Cochabamba y Santa Cruz.

“Han existido cambios (en la Policía) porque han habido algunos elementos que han generado molestia en el Gobierno. Genera molestia en el Gobierno cuando existe un uso desmedido de la fuerza, por encima de las órdenes que se han emitido. No se puede violentar a la gente con golpes o situaciones que los puedan afectar, en eso el presidente es intransigente”, acotó en entrevista con el programa No Mentirás.

Finalmente, confirmó que las autoridades nacionales “están analizando” que sea posible que haya policías que estén molestos con sanciones y procesos que inició el Gobierno por los hechos de 2019, y eso esté desencadenando que actúen con mayor violencia contra la población. “Se analizan los escenarios, por supuesto”, subrayó.

Comentarios