Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez, a través de un mensaje presidencial, anunció la reducción de su Gabinete Ministerial con el objetivo de disminuir la erogación de recursos económicos, en un momento en el que Bolivia necesita estos recursos para enfrentar al coronavirus y reforzar el sistema sanitario del país. Se disculpó por el 'caso respiradores' y anunció cuatro medidas para evitar que se presenten otros hechos como ese.

La mandataria, anunció la reducción de tres ministerios de su gabinete (de 20 a 17). A partir de la fecha, los Ministerios de Deportes y Culturas pasarán al Ministerio de Educación y el Ministerio de Comunicación dependerá del Ministerio de la Presidencia. "Todo el dinero que se obtenga de esa reducción, irá para salud y para luchar contra el virus", afirmó Áñez.

Además, confirmó que el Gobierno boliviano cerrará dos embajadas, la de Irán y la de Nicaragua. "No tenemos nada contra esos países, pueblos nobles y hermanos que respetamos y son amigos, pero la decisión tiene el objetivo de ahorrar e invertir ese ahorro en salud y contra el covid-19", anunció.

La presidenta, ordenó al gabinete ministerial un análisis y una revisión "a detalle de todos los cargos innecesarios y todos los gastos absurdos que inventó el MAS y eran puro despilfarro". Informó que ese dinero, tendrá el mismo destino que el de la eliminación de los ministerios.

Anunció que se vienen tiempos muy difíciles con la pandemia, que ya se viven en Santa Cruz y en Beni y se han comenzado a vivir en el Chapare. "A los benianos, a los cruceños y a los chapareños, quiero decirles que no están solos. Estamos y vamos a estar al lado de la gente y ayudando a las personas que sufren por la cuarentena y por la enfermedad", afirmó Áñez. 

Advirtió, que sin la cuarentena, la situación sería mucho peor y pidió a los bolivianos que persistan porque "esto aún no termina".

Disculpas por la corrupción

Jeanine Áñez, se refirió al caso de presunta compra con sobreprecio de 170 respiradores españoles. "En este tema quiero dar la cara, no tengo nada que esconder. Quiero pedir una disculpa de todo corazón. De verdad lamento muchísimo este tema y comparto la indignación que todos ustedes sienten", dijo la dignataria de Estado.

Aseguró que el Gobierno está pendiente de la investigación en curso. Por ello, hizo cuatro promesas sobre éste y cualquier otro caso de corrupción que pueda aparecer.

"Impulsar todo el peso de la ley contra los que cometan corrupción, le toque a quien le toque. Trabajaré sin descanso para que los bolivianos no pierdan un solo centavo por corrupción" y apuntó que por ese motivo ordenó que no se pague un centavo de lo que tenía pendiente de pagar por los (170) respiradores. De este modo hemos evitado que la corrupción se lleve la plata de todos los bolivianos", indicó.

La tercera medida, es que toda compra de su Gobierno sea pública y que cualquier ciudadano pueda consultar y obtener información a través de  la red internet. "He ordenado una auditoría de todas las compras que ha hecho mi Gobierno en salud, quiero ver cada número, y voy a hacer público cada número", anunció

Dijo que, al asumir el cargo como presidenta, "me jugué la vida junto a miles de bolivianos que tienen la esperanza de construir un país democrático, justo y para todos. No voy a permitir ni por un segundo que cuatro corruptos empañen el esfuerzo de tanto luchador boliviano por la democracia y por Bolivia".