Escucha esta nota aquí


Un avión Hércules con  más de tres toneladas de medicamentos e insumos de bioseguridad para hacer frente al coronavirus, aterrizó este martes por la mañana en Guayaramerín (Beni), municipio afectado por la pandemia.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, que arribó en el Hércules, aseguró que con esta ayuda pretenden desvirtuar las versiones que surgen en torno a un descuido por parte del Gobierno a esta región de Beni, afectada por el coronavirus.

“Trajimos respiradores, monitores multiparamétricos, bombas de infusión y además estamos promoviendo la llegada de oxígeno”, aseguró la autoridad.

Indicó que la falta de vacunas en Bolivia no es un problema solo en el país, sino a escala internacional. Recordó que el Gobierno denunció en días pasados, que países con mayor poder económico han adquirido el 80% de la producción de las dosis en el mundo.

Por su parte, Álvaro Terrazas, viceministro del área, indicó que, además de los insumos, en Guayaramerín se están incrementando las pruebas de antígeno nasal de 200 a más de 2.000 diarias, gracias a la coordinación intergubernamental.

“Se están realizando acciones de vacunación, acciones integrales y el resultado es que se ha bajado el número de casos con relación a anteriores semanas”, aseguró Terrazas.

Tanto a Guayaramerín como a Riberalta, las regiones del departamento de Beni más afectadas por la pandemia, se han desplazado brigadas médicas.

Unos 40 brigadistas han sido desplazados en Guayaramerín e  igual número de especialistas médicos fueron contratados para reforzar las labores del Hospital General de ese municipio.

Días atrás, la alcaldesa de Guayaramerín, Helen Gorayeb, se trasladó a la ciudad de La Paz para pedir ayuda a su región, golpeada por el coronavirus.  

Según Gorayeb, el único hospital público se encuentra colapsado, por tal motivo, habilitaron otras salas de internación, pero la alta demanda de pacientes hizo que se llenara nuevamente.

Comentarios