Escucha esta nota aquí

Los grupos irregulares que se mostraron armados en medio del conflicto que protagonizaron sectores afines al MAS proceden de áreas cercanas a las denominadas zonas rojas del narcotráfico en el país, según información que maneja el Gobierno nacional.

Wilson Santamaría, viceministro de Seguridad Ciudadana, en entrevista con el programa ‘¡Qué Semana!’ de EL DEBER radio, anticipó que se investiga las imágenes que circulan en redes sociales para identificar a esas personas que portaban fusiles.

“Se mantiene una investigación exhaustiva para identificar a las personas armadas, la motivación quedó clara y expuesta al país, pero también se indaga el financiamiento para la obtención de este material”, manifestó la autoridad.

En su momento el ministro de Defensa, Fernando López, dijo que esas muestras no representan un riesgo para la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas, mientras que el titular de Gobierno, Arturo Murillo, anticipó que esas personas tendrán que rendir cuentas una vez se suspendan las movilizaciones.

Hay fusiles del año 53 en perfectas condiciones, si esos equipos están bien mantenidos, matan. En varias de las imágenes se imitan ejercicios militares sobre el uso de estas armas de fuego (…) No puede existir impunidad para nadie. Son delitos de portación ilegal de armamento y terrorismo”, acotó el viceministro.

Santamaría también dio detalles sobre la aprehensión del dirigente de la Federación Departamental de Interculturales en Santa Cruz, Wilson Cáceres, indicando que vivía en un inmueble que el anterior Gobierno había entregado a esa organización, además del desmantelamiento y uso indebido de motorizados del Estado.