Escucha esta nota aquí

El municipio de La Paz cuenta actualmente con Bs 127 millones para cubrir las demandas de la ciudad y el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Zenón Mamani, aseguró que el Gobierno nacional no tiene cuentas pendientes con la comuna paceña, pese a las quejas del alcalde saliente, Luis Revilla.

"Al 21 de abril, (la Alcaldía de La Paz) tiene Bs 127 millones en el banco; es decir, el municipio puede cubrir, con este saldo que tiene en sus cuentas bancarias, el pago de gasto corriente, salarios, inversión pública y otros", informó Mamani en conferencia de prensa.

La autoridad hizo la aclaración debido a que el alcalde Luis Revilla señaló que el municipio paceño recibió "menos recursos y que el Gobierno nacional tendría una deuda pendiente en la transferencia”. 

En esa línea, Mamani explicó que el municipio de La Paz cerró el 2020 con un superávit, es decir, que sus ingresos fueron superiores a sus gastos.

Sin embargo, la cifras que maneja el alcalde electo Iván Arias reflejan un déficit de Bs 411millones, de acuerdo a las proyecciones de 2021, puesto que los ingresos (Bs 1.698 millones) serían inferiores a los egresos (Bs 2.109 millones).

“El Gobierno nacional no le debe ningún recurso a la Alcaldía de La Paz porque las transferencias se realizan de manera automática a las cuentas corrientes fiscales de cada entidad territorial autónoma. El alcalde saliente, Revilla, ha estado mintiendo a la población, confundiendo, con su mala gestión económica", expresó el viceministro.

Problemas con el recojo de basura

Por otra parte, Revilla conminó a Arias a una reunión para buscar solución al paro de los trabajadores de la empresa La Paz Limpia, responsable del recojo de residuos de la capital paceña. Revilla  'sospecha' que el alcalde entrante podría estar detrás del conflicto.

Ante esta situación, Revilla convocó a una reunión donde también se integraría la empresa de limpieza, este lunes, 26 de abril.

Los funcionarios de LPL dejaron de recoger la basura de la urbe paceña, como una medida de protesta ante el adeudo de cinco meses de salario por la Alcaldía. La deuda llega a los Bs 57 millones. Además organizaron movilizaciones exigiendo los cinco meses de salarios que les adeuda la gestión saliente.

Entretanto, Arias calificó de irresponsables las declaraciones del aún alcalde Luis Revilla, quien insinuó que el paro de trabajadores del aseo urbano es producto de un acuerdo entre la empresa La Paz Limpia (LPL) y la autoridad entrante para perjudicar la gestión edil en la recta final.

Arias tilda esas declaraciones de “desaprensivas, preocupantes e irresponsables” en relación al paro de labores que ha suspendido el recojo de basura en La Paz. “Es inaceptable y amerita una retractación”, subrayó.

Comentarios