Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional comunicó este jueves que se “normalizaron” las relaciones entre Bolivia y la Unión Europea (UE), tras varios picos de tensión por la participación de ese organismo internacional en los hechos de 2019.

Jorge Richter, vocero presidencial, sostuvo que, desde Cancillería se realizaron las gestiones necesarias para restaurar los lazos habituales con la UE, manteniendo los cuestionamientos a las acciones que ejecutó su entonces representante, León de la Torre, cuando el MAS dejó el poder tras la renuncia a la presidencia presentada por Evo Morales.

“En el tiempo del Gobierno Arce, desde la Cancillería se han normalizado las relaciones con la Unión Europea y nosotros hemos mantenido nuestra observación sobre el proceder de aquel funcionario”, explicó el portavoz en entrevista con ‘Influyentes’, de EL DEBER Radio.

En septiembre de esta gestión el presidente Luis Arce, acusó a la UE de haber sido parte del “golpe de Estado” de 2019. “¿De qué comunidad (internacional) estamos hablando?, de las que colaboraron con el ‘golpe de Estado’. La misma Unión Europea está involucrada, su representante jugó un papel nefasto en el ‘golpe’”, dijo entonces.

La entrevista:


Desde el organismo internacional se emitió un comunicado en rechazo a la acusación y explicando que solo facilitó reuniones para pacificar el país a la cabeza de la Iglesia Católica y por solicitud explícita del Gobierno de Evo Morales.

“Hay que tener en cuenta cómo estamos hoy como Estado manejando las relaciones con la Unión Europea, fundamentalmente nosotros tenemos el criterio que existió en 2019 una intervención desequilibrada y subjetiva de  quien en ese momento ejercía la representación de la Unión Europea, hablamos de León de la Torre”, recalcó Richter.

Asimismo, el vocero justificó los pedidos de disculpas de Arce a Cuba y Venezuela por el “maltrato” en 2019 y recalcó que las medidas ejecutadas por la administración de Áñez, al romper relaciones con La Habana, expulsar a médicos de ese país e intervenir una clínica que tenían funcionando en La Paz, “afectaron la cordialidad de nuestro relacionamiento”.

Comentarios