Escucha esta nota aquí

Varias fueron las observaciones que hizo el ministro de Obras Públicas Iván Arias, tras verificar un simulacro de atención a un paciente sospechoso.

La autoridad señaló falencias como la falta de limpieza, la mala calidad de los alimentos (no aptos para pacientes portadores del virus), el desabastecimiento de agua, la falta de insumos de bioseguridad para el personal de salud y los fallidos planes de contingencia para atender a los pacientes sospechosos y positivos de Covid-19 internados en el centro de aislamiento ubicado en el nuevo hospital de especialidades de Llallagua.

Ante las cuestionantes del ministro Arias; el responsable de salud del gobierno municipal, Juvenal Tito, explicó que con el rastrillaje realizado, se registraron a 88 pacientes positivos, de los cuales sólo 11 se encuentran internados en el centro hospitalario y 77 están aislados en sus domicilios, conjuntamente con sus familiares.

Frente a las observaciones de la autoridad de Estado, fue un médico quien respondió, que son sólo dos, los galenos  responsables de atender a los pacientes sospechosos y positivos, ya que el resto de los profesionales tuvieron que renunciar ante la falta de sueldos.

Por otro lado, el funcionario responsable de área de salud, Juvenal Tito, indicó que todos los insumos fueron entregados a los responsables del centro de aislamiento y no entendían por qué todo este material no se había entregado al personal del centro Covid-19.

Mientras tanto varios vecinos de Llallagua, se comunicaron con Radio Reflejos Telecomunicaciones, quiénes cuestionaron duramente la mala atención del personal de la Caja Nacional de Salud. Las personas contagiadas con el virus que desde el interior del centro de aislamiento también se comunicaron vía telefónica, señalaron que a veces reciben la visita o atención del personal médico y no siempre cuentan con la alimentación.

La alcaldesa interina Ana Castillo, manifestó que el Gobierno debe ayudar con la entrega total del hospital, que desde agosto del año 2019 fue entregado parcialmente, sin equipamiento alguno.

La comitiva estuvo acompañada de la alcaldesa interina, representantes del control social, un diputado, el responsable de salud del municipio, dirigentes vecinales, dirigentes de las cooperativas mineras. Al ministro lo acompañaba el gobernador y el director del Servicio Departamental de Salud de Oruro.

Llallagua inició esta jornada su primer día de 'encapsulamiento' y concluirá esta medida el domingo 14 de junio. El objetivo, es controlar y disminuir el ritmo de contagio del coronavirus entre la población que ya cuenta con 88 personas enfermas.