Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional ofreció “garantías” este martes a Carlos Mesa para que acuda a declarar ante la Fiscalía dentro del caso de supuesto 'golpe de Estado'. El expresidente será notificado en las próximas horas y deberá comparecer la siguiente semana.

Al respecto, el ministro de Justicia, Iván Lima, manifestó que no existe ninguna intención de aprovechar esa citación para que se detenga al jefe de Comunidad Ciudadana (CC). Aseguró que la convocatoria tiene la finalidad de permitirle explicar su participación en los hechos de 2019.

“Su declaración será en calidad de testigo. Invitamos al señor Mesa y le damos todas las garantías para que su testimonio sea amplio como el que dio la expresidenta Áñez, tiene que explicarle al país lo que ha sucedido. Este acto no tiene ninguna finalidad de detenerlo preventivamente ni de generar una situación contra su libertad, lo que queremos es que le diga la verdad al pueblo boliviano”, dijo en conferencia de prensa.

Esta jornada se conoció que el exmandatario será citado después de la declaración ampliatoria que realizó Jeanine Áñez, donde mencionó a 32 personas que cobraron protagonismo en los sucesos registrados tras la renuncia de Evo Morales, entre ellos Jerjes Justiniano y Fernando Camacho.

Lima recalcó que “el Gobierno nacional no tienen ninguna intención de pedir la detención preventiva del señor Mesa, lo que le estamos pidiendo e invitándole es a que vaya como testigo y aclare la verdad, y le cuente al pueblo boliviano su participación en estos hechos”.

Actualmente Áñez, los exministros Rodrigo Guzmán y Alvaro Coimbra, además de exjefes policiales y militares, guardan detención preventiva. Son procesados por conspiración, terrorismo y sedición dentro de la causa abierta a denuncia del MAS.

Comentarios