Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Gobierno solicitó este miércoles que se reactive el caso Hanalí Huaycho, periodista que fue asesinada en febrero de 2013 por Jorge Clavijo, teniente de la Policía que participó del operativo en el hotel Las Américas en 2009.

Arturo Murillo, titular de ese despacho, se hizo presente ante el Ministerio Público para solicitar la exhumación del presunto cadáver del uniformado, que fue encontrado en extrañas circunstancias un mes después del hecho de sangre, colgado de un árbol en los Yungas.

“Tenemos serias dudas de que sea el cuerpo del verdadero Clavijo, entonces queremos que se haga un análisis de ADN, para ver si realmente está muerto o dónde está. Todos los bolivianos nos hemos quedado con esta duda”, afirmó Murillo en conferencia de prensa.

La autoridad sostuvo que un juez deberá dar la orden para que se desentierren los restos, para tener la certeza si corresponden o no al teniente. “Es importante saber si está muerto o está de parranda”, insistió.

Declaraciones de la autoridad:


Clavijo era parte de la unidad de élite de la Policía (UTARC), que irrumpió en el hotel Las Américas de Santa Cruz, para dar muerte al húngaro-boliviano Eduardo Rozsa; al rumano Magyarosi Árpád y el irlandés Michael Dwyer, dentro del denominado caso terrorismo.

En los últimos años varias versiones apuntaron a que el Gobierno de Evo Morales protegió a Clavijo porque conocía del caso terrorismo. Incluso se llegó a mencionar que el asesinato de la periodista se produjo porque ella pretendía realizar revelaciones al respecto.