Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional analiza la posibilidad de aplicar pruebas rápidas a pasajeros que arriben de zonas en las que se reporta la nueva cepa de Covid-19, que sería mucho más contagiosa. Sin embargo, no existen conexiones aéreas directas entre Gran Bretaña y Bolivia.

De acuerdo con informes internacionales, los gobiernos de Uruguay, Paraguay, Perú, Argentina, Chile y Colombia decidieron suspender los vuelos hacia y desde Inglaterra como una medida preventiva para evitar el ingreso de esta nueva cepa, que es considerada peligrosa.

Ante eso, el vocero Presidencial, Jorge Richter, sostuvo que la administración de Luis Arce “está considerando que se puedan tomar pruebas rápidas de Covid-19 a los pasajeros que llegan al país o bien que ellos puedan acreditar que están libres de cualquier contagio, como medida inmediata para prever una situación crítica”.

Manifestó que el Gobierno evaluó el "cierre de las rutas que pueden generar la llegada pasajeros desde Inglaterra, pero no se tiene vuelos directos desde La Paz o Santa Cruz hacia Gran Bretaña", por lo que se analizan otras medidas.

El Ministerio de Salud y Deportes descartó la presencia de una nueva cepa de Covid-19 en el país, mientras se espera conocer los detalles del nuevo plan estratégico para enfrentar la segunda ola de la pandemia.

El director Nacional de Epidemiología, René Barrientos, dijo en las últimas horas que, por lo pronto, no hay evidencia de este surgimiento porque aún no se hizo la caracterización de la secuenciación genómica.

Comentarios