Escucha esta nota aquí

El viceministro de Gestión de Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas anunció que el Gobierno prepara toda la logística para la recepción de las vacunas contra el coronavirus, que se tiene previsto que llegue al país a fin de mes.

La cadena de frío está siendo fortalecida en todos los departamentos a fin de que sean las Gobernaciones las instancias encargadas de repartir el reactivo a todos los centros de salud del territorio nacional, explicó la autoridad.

“En la parte operativa, se tiene presupuesto y se ha visto al Ministro (Edgar Pozo) entregando cámaras de monorefrigeradores, equipamiento para la cadena de frío para todo el país”, dijo la autoridad, al adelantar que se están incorporando nuevas cámaras de frío con mayor volumen para que se pueda almacenar (las vacunas)”.

El Viceministro manifestó que las vacunas llegarán en gran cantidad, por lo que se debe contar con las condiciones necesarias para la refrigeración. “Hay que repartir a los nueve departamentos, por lo que en cada departamento tiene que haber cámaras con el volumen necesario para luego distribuir las vacunas a los establecimientos de salud y llegar al lugar más recóndito del país”, dijo.  

La autoridad explicó que toda esa cadena de frío “se debe garantizar” desde que la vacuna sale de la fábrica, durante el transporte de las mismas, a la llegada, en el proceso de desaduanización, el traslado a los almacenes nacionales, departamentales, hasta llegar a los centros de salud de referencia.

En ese sentido, explicó que para almacenar las vacunas que llegarán al país, no se necesita de grandes infraestructuras; sin embargo, sí son necesarios los equipos de refrigeración, que consisten en cámaras frigoríficas, controladores de temperatura, congeladores waterpack, condensadores, evaporizadores y refrigeradores Icelined.

“Estos aseguran la correcta conservación, almacenamiento y transporte de vacunas, garantizando su potencia de inmunización”, precisó.

La cadena de frío es un requisito para contener las vacunas, en el caso de la vacuna AstraZeneca se puede colocar en monorefrigeradores convencionales; mientras que la rusa Sputnik V, requiere una temperatura de -18ºC.

En 2018, en Bolivia se invirtió 6.7 millones de bolivianos en equipamiento para fortalecer la cadena de frío en diversos lugares del país, la misma que ahora será reforzada.

Comentarios