Escucha esta nota aquí

El Gobierno alista todas las condiciones para que ingresen los bolivianos que salieron de Chile y pernoctan en la frontera con Bolivia, informó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo. En total, son unos 840 bolivianos se quedaron varados en el exterior del país y, según la Cancillería, todos están recibiendo colaboración de los consulados. Las medidas gubernamentales permitirán verificar que ninguno sea portador del coronavirus.

“Se están tomando los recaudos correspondientes para que estos compatriotas puedan ingresar al país. En el momento en que tengan todas las condiciones (podrán) hacerlo”, informó el ministro Murillo en conferencia de prensa conjunta con los viceministros Wilson Santamaría y Jaime Zamora, y altos jefes policiales.

Murillo explicó que la decisión de impedir el ingreso a los compatriotas que salieron de Chile es parte de las medidas de prevención, pues los primeros casos de coronavirus registrados en Bolivia fueron importados. La alerta sobre la presencia de la enfermedad en el país se dio el 10 de marzo con dos casos importados en Oruro y Santa Cruz, ambos provenientes de Italia.

“Tenemos que ser claros, no podemos meter gente de afuera, aunque sean nuestros compatriotas y poner en riego a la población, ya hemos tenido problemas, tenemos que ser responsables, no crean que no es duro para la presidenta (Jeanine Añez) hacer esa retención, es duro para la presidenta y todos los bolivianos, pero pueden estar seguros que estamos trabajando en esto”, manifestó el ministro.

En diferentes países

De acuerdo a la información proporcionada por la ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, 154 compatriotas están en Europa, 674 en países de la región, 10 en Asia y dos en África, quienes elevaron solicitudes de repatriación, que no pueden ser atendidas por el cierre total de fronteras que rige en territorio nacional.

El 25 de marzo, la presidenta Jeanine Añez decretó estado de emergencia sanitaria, cuarentena total y el cierre total de fronteras para detener el avance del coronavirus en el territorio nacional. Chile, diez días antes, también cerró sus fronteras ante la crecida alarmante de contagiados del Covid-19.

Longaric admitió falencias en el sistema de salud nacional. “Bolivia es un país que tiene muchas limitaciones, tenemos un sistema hospitalario pésimo y el Gobierno está haciendo esfuerzos sobrehumanos para poder dotar de mejores condiciones de salud a la población, la situación es muy difícil”, concluyó.

Comentarios