Escucha esta nota aquí

Las fronteras seguirán cerradas porque el decreto 4481 publicado el 4 de abril continúa en vigencia, dijo el ministro de Salud, Jeyson Auza, y aseguró que todas las medidas restrictivas en los límites fronterizos permanecerán inalterables para evitar los casos Covid-19.


“El plazo vencería el viernes, si es que contabilizamos que son siete días desde el día que se ha decretado, pero independientemente de eso (…) vamos a evaluar, vamos a recibir los informes correspondientes, pero aclaro, las medidas de restricción no se suspenden, el decreto sigue en pie”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.


El decreto 4481 fue promulgado el 31 de marzo, sin embargo, fue publicado por la Gaceta Oficial recién el 4 de abril y según el artículo 164 de la Constitución Política del Estado (CPE), los decretos y leyes entrarán en vigencia desde el momento de la publicación en la Gaceta. Aunque las fronteras fueron cerradas, físicamente, desde el viernes 2 de abril.


Según el ministro Auza, se mantienen las restricciones descritas en el decreto y por tanto, las pruebas RT-PCR negativas certificadas deben ser presentadas por todas las personas mayores de cinco años hasta 72 horas antes de su embarque en el país de origen, para personas provenientes del exterior que viajen por cualquier medio.


También deben cumplir con el aislamiento de 10 días luego de su ingreso a territorio boliviano que será controlado y monitoreado por Ministerio de Salud; asimismo, rige la declaración jurada del lugar de estadía en territorio boliviano; la prueba RT-PCR al dejar el aislamiento también es obligatoria.


“Esos siete días eran para fortalecer ese sistema de vigilancia, para continuar vamos a evaluar, si hemos obtenido ya lo que nos hemos planteado y de ser así vamos a continuar con las medidas restrictivas”, dijo el ministro respecto de las medidas en las fronteras.


Aseguró que independientemente de la evaluación, seguirán con las medidas de restricción y dijo que la población de esas regiones no debe esperar que las mismas bajen de rigurosidad, porque el peligro en esos pueblos de frontera, es permanente.


Mientras tanto, el Senado aprobó una minuta de comunicación en la que piden al Gobierno reforzar todas las medidas en la frontera frente a la cepa P-1 de coronavirus, especialmente en los departamentos de Beni, Pando y Santa Cruz.


“En tanto el Gobierno central decida por el cierre o no de las fronteras, se deben aplicar rigurosas medidas de control y restricción de horarios para el paso de las personas, por todos los puntos fronterizos. Asimismo, se realicen pruebas de antígeno nasal y control por brigadas a fin de reducir el impacto de la pandemia en el país”, señala el segundo punto de la minuta enviada al Ejecutivo.



Comentarios