Escucha esta nota aquí

El alza de precio del kilo de carne de res en los mercados del país encendió las alarmas en el Gobierno nacional. La noche de este viernes el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, calificó la medida asumida por la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol) como unilateral.

La autoridad también conminó a los productores de ganado a abastecer el mercado local para evitar que la población sea la afectada por el alza del precio. “Exigimos a los ganaderos de que este abastecimiento se haga a precio justo y con carne de calidad a nuestros consumidores”, aseguró.

La autoridad indicó que la excusa (para elevar el precio) utilizada por los comerciantes era que supuestamente la mejor carne era exportada a mercados extranjeros, situación que repercutía en la venta al consumidor final en el país, ya que los ganaderos no ofertaban reses de calidad para el consumo nacional.

En contacto con EL DEBER, Jesús Huchani, secretario ejecutivo de Contracabol, indicó que en el ampliado nacional que se realizó ayer, se acordó subir los precios del kilo de la carne de res en el resto del país entre Bs 1 y Bs 3, alza que ya se hizo en Santa Cruz, Cochabamba y Tarija.

Huchani precisó que se llega a esta ‘lamentable’ situación porque los ganaderos siguen ofreciendo carne a un costo alto y porque el acuerdo con el Gobierno para mejorar los precios ha fracasado

Para volver a dialogar sobre el tema, este viernes se tenía pactada una nueva reunión entre carniceros y Gobierno, pero no se llevó a cabo, porque los dirigentes de los comercializadores no asistieron, situación que generó la molestia de las autoridades, que indicaron que harán cumplir la norma y los acuerdos, además de que velarán por la seguridad alimentaria.

Comentarios