Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional reportó este martes la reducción de los casos de trata y tráfico de personas, que pasaron de 637 en 2019 a 201 en la presente gestión, de acuerdo a los datos proporcionados por el ministro Arturo Murillo.

La autoridad, durante un discurso público en el día internacional contra ese ilícito, destacó la labor de la Policía Boliviana, que desarticula redes ligadas al traslado ilegal de ciudadanos, en este último tiempo, haitianos.

Detalló que en 2015 existieron 472 casos de trata, en 2016 hubo 545, en 2017 se registraron 474 y en 2018, un total de 528 casos, anticipando que los 201 casos en lo que va de esta gestión no superarán a los indicadores de los años pasados.

“Eso es gracias al buen trabajo que hace nuestra Policía Boliviana, al sistema de alerta, de contención, porque la trata y tráfico no es solo de bolivianos, sino también de haitianos que son llevados a Chile”, afirmó.

Según Murillo, ahora se “corretea” a los malos policías, mientras que en anteriores gestiones eran premiados con cargos, ascensos o direcciones. “Antes, 14 años atrás, se aprovechaban de nuestros niños, ahora cuidamos a nuestros niños”, enfatizó.

Este martes el Gobierno firmó un convenio de cooperación institucional con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para crear una base de datos que alimente de información a las autoridades y así se asuman acciones que contrarresten la trata y tráfico de personas.