Escucha esta nota aquí

Luego que fueran condenados a detención preventiva por 90 días en el penal de Alto Hospicio, el Gobierno boliviano retomó la defensa de los tres militares capturados por sus pares chilenos acusados de robo y porte de armas. El ministerio de Defensa, a través de un comunicado hizo conocer esa decisión.


Ellos no están solos y vamos a apoyarles en la tarea de la defensa legal de sus derechos y esta defensa se va a sentar en el hecho de que ellos son militares que estaban cumpliendo el alto deber patriótico de luchar contra el contrabando, en operaciones que se tenían planificadas con anterioridad desde el Comando Estratégico Operacional”, señaló el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, a través de una nota de prensa.


El sábado, la jueza Daniela Gutiérrez dispuso la ampliación de la detención preventiva para el teniente Jaime Hervas, el subteniente Niger Ponce y el sargento José Bautista, los tres pertenecientes al batallón Comando Estratégico Operacional (CEO) La Paz de Lucha Contra el Contrabando.


El ministro aseguró que los tres uniformados estaban cumpliendo su trabajo cuando se produjo el incidente de cruzar la frontera con Chile y que todos los operativos que se realizan en la zona son planificados con anterioridad.


El día de la audiencia, dos abogados asistieron a los tres uniformados nacionales y no pudieron desbaratar las acusaciones de la Fiscalía, pese a los argumentos que presentaron. La denuncia que llega desde Chile señala que los militares fueron denunciados por las personas que eran dueñas de un vehículo, además de que los militares no circulaban en un vehículo oficial de las FFAA.




Comentarios