Escucha esta nota aquí

"Presidente Arce, mi gestión puso a Bolivia en el mecanismo Covax. Por eso tenemos aseguradas dos millones de vacunas y usted lo sabe. Pero no es importante quién las consiguió, lo importante es que los bolivianos la tengan. ¡Concéntrese!", dijo desde su cuenta de Twitter la exmandataria de transición, Jeanine Áñez.

A la publicación, y a modo de prueba, Áñez adjuntó un tweet anterior, de diciembre del año pasado, en el que resaltaba que Bolivia ya era parte del mecanismo Covax, que permitiría a Bolivia acceder a la vacuna de un modo rápido. "Fue un trabajo de mi gestión. El Gobierno actual debe cuidar y continuar ese proceso", aseveró.

Por la misma vía, ayer, el presidente Luis Arce anunció que en febrero llegará a Bolivia casi un millón de dosis contra el Covid-19. "Las gestiones las realizamos en menos de tres meses, nos colocan entre los cuatro países beneficiados con el mecanismo Covax, impulsado por la OMS", twitteó.

En entrevista con Radio Patria Nueva, el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, informó hoy que Bolivia, Perú, Colombia y El Salvador fueron los cuatro primeros países seleccionados, de 72 postulantes, para recibir vacunas del mecanismo Covax contra el Covid-19, tras la revisión del plan de preparación nacional y la evaluación epidemiológica.

“Esto es una gestión exclusivamente realizada en el Gobierno del presidente Arce. El anterior Gobierno no ha realizado ninguno de los trámites que se necesitaba para ser parte del Covax”, aclaró Blanco.

Detalló que, en tiempo récord y durante los primeros meses del Gobierno de Arce, se realizó un “trabajo intenso” para formar parte de la primera ola de vacunación, con cerca de un millón de dosisSegún él, fue del 7 de diciembre de 2020 al 7 de enero.

La aclaración surgió como respuesta a las versiones de los exministros Yerko Núñez y Arturo Murillo, que desde sus redes sociales, adjudicaron las negociaciones al Gobierno de Jeanine Áñez.

De acuerdo a Blanco, el Gobierno de Arce empezó la negociación desde “foja cero” y cuestionó la campaña de desinformación de Áñez para “llevarse méritos”.

Cronología

En julio del año pasado, la ministra de Relaciones Exteriores de entonces, Karen Longaric, informaba sobre su reunión virtual con representantes de GAVI (Alianzas por las Vacunas) y expertos de Covax Facility.

En ese momento, Longaric destacó que Covax Facility fue muy cauta respecto al calendario y a los tiempos para la aprobación y distribución de las vacunas.

También en julio, el embajador de Gran Bretaña en Bolivia, Jeff Glekin, ratificaba que Bolivia estaba entre los países elegibles para recibir la vacuna contra Covid-19, desarrollada por la Universidad de Oxford, cuando aún faltaban  algunos ensayos y pruebas.

Ya desde la primera quincena de agosto del año pasado, en su portal digital, el Ministerio de Salud hablaba de que Bolivia accedería a vacunas contra Covid-19, a través del mecanismo internacional Covax.

"Cabe informar también que Bolivia es un país priorizado por la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) y ello nos coloca en ventaja respecto a un acceso oportuno, precio y seguridad de las vacunas Covid-19", decía la nota de prensa.

Ya se  negociaban las vacunas Covax cuando la Sputnik V aún no terminaba de pasar todas las fases de aprobación. La ministra de Salud de esa época, Eidy Roca, decía que había que aguardar a que esta supere todas las etapas.

En agosto del año pasado, la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) consultó a la Embajada de Rusia en Bolivia sobre los requerimientos para acceder a la vacuna Sputnik V. La diputada Betty Yañiquez explicó el envío de una misiva al embajador Vladimir Spritchan con la intención de reunir datos acerca de la oferta rusa.

Frente a eso, la ministra de Salud, Eidy Roca, dejaba claro que Bolivia no daría un paso sin  tomar en cuenta, previamente, al Mecanismo de Acceso Mundial a la Vacuna (Covax).

Informe de la ex ministra de Salud

A través de un documento fechado 29 de diciembre de 2020, la exministra de Salud, Eidy Roca, dio a conocer las gestiones realizadas desde esa cartera para acceder a las vacunas contra Covid-19.

"El 27 de julio de 2020, el Ministerio de Salud envió solicitud de 2.300.000 vacunas para cubrir al 20% de la población boliviana (la de mayor riesgo), a Anurada Gupta, directora ejecutiva adjunta de Alianza GAVI, que lidera el mecanismo Covax-Facility, al que Bolivia tiene adhesión, para el acceso prioritario a las vacunas que participan de este mecanismo", dice el documento. 

El informe ratifica que el 24 de septiembre, el médico Seth Berkley, Chief executive Officer Gavi, the Vaccine Alliance, confirmó oficialmente que el Estado Plurinacional de Bolivia era elegible para recibir dosis de las vacunas para Covid-19 por conducto del Mecanismo Covax.

Paralelamente, el anterior Gobierno hacía gestiones para acceder a las vacunas AstraZeneca, Sinovac, y también Sputnik V.  Sin embargo, para Moderna no hubo acercamientos, "esta vacuna fue aprobada en diciembre, por lo que hasta el final de nuestra gestión no era posible realizar ninguna gestión ni cartas de expresión de interés de compra, ya que tampoco se tenía el precio final de la vacuna", dijo Roca en su informe final. 

Para adquirir vacunas adicionales al mecanismo Covax, de acuerdo al documento de Roca, hubo la necesidad de coordinar con laboratorios de forma bilateral. "En este sentido, se considera de vital importancia contar con una normativa boliviana vigente que permita comprar las vacunas a laboratorios de forma directa, esto implica firmar acuerdos de confidencialidad que se rigen en normas de países donde se encuentran los laboratorios que producen las vacunas".


 


Comentarios