Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional agiliza las labores para que el país cuente con más laboratorios que puedan procesar pruebas de Covid-19. Diferentes autoridades fueron desplegadas en las regiones que aún no cuentan con los espacios para comprobar los resultados.

Ayer el embajador de ciencia y tecnología, Mohammed Mostajo llegó a Beni, donde se habilitaron equipos del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) para procesar prueba.

Él verificó si los implementos funcionan correctamente. “Para asegurarme que todo el equipamiento esté funcionando, personalmente procesé muestras y controles. Todo el equipamiento es funcional y tienen todos los reactivos necesarios”, aseguró.

Mientras que el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, delegado presidencial para Tarija, informó que, con la llegada de técnicos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se comenzó a calibrar el laboratorio para esa región.

Al respecto, el jefe de la misión de los técnicos de PNUD, Paolo Callejas Pacheco, dijo que, "cuando compren sus kits de trabajo, hay que hacer otra calibración con los equipos de trabajo, hay que hacer otra calibración con el propio kit de trabajo que ya es la parte bioquímica que tiene que seguir un protocolo, pero el equipo ya está listo para que el bioquímico pueda utilizarlo”.

En Chuquisaca, el coordinador del Ministerio de Salud de ese departamento, Enrique Díaz, explicó que existe una fecha para la entrega de reactivos, “pero, lamentablemente, hay retrasos que no son atribuibles a la gestión del Gobierno”. Aseguró que “tendremos a la brevedad posible nuestro laboratorio funcionando”, sin dar una fecha.

Ayer, la viceministra de Salud, Heidi Roca reconoció que “es cierto que hemos estado bastante saturados en los tres grandes laboratorios que tiene el país, pero en gran parte esto se ha debido a la falta de disponibilidad de pruebas”.