Escucha esta nota aquí


El Gobierno afirmó que ve incoherencia en las interpelaciones a ministros, promovidas por legisladores del MAS, que controlan la Asamblea, tomando en cuenta que hay varias denuncias contra magistrados que no llegan a un juicio de responsabilidades desde 2019, por la falta de voluntad de los parlamentarios.

"No hay coherencia en el MAS; hay una fila de interpelaciones y una fila de procesos. (...) A los que les conviene quieren procesar, interpelar y censurar", afirmó el director de Coordinación con los Movimientos Sociales, Rafael Quispe.

La reacción se da luego de que la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa (MAS), anunció, el lunes, que esta semana se interpelará a los ministros de Salud, Eidy Roca, por la adquisición de los 170 respiradores; y de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, por la clausura del año escolar.

Copa afirmó que se efectuarán dos interpelaciones por semana a los ministros.

Ante esto, Quispe cuestionó que la Asamblea, controlada por el MAS, solo busque interpelar y censurar a los miembros del gabinete ministerial, cuando no tienen la predisposición de tratar y aprobar juicios de responsabilidades contra altas autoridades de Estado.

En esa línea, citó el caso del miembro del Consejo de la Magistratura, Gonzalo Alcón, en el que hubo avances en el juicio de responsabilidades, pero se paralizó hace varios meses debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Al respecto, Quispe cuestionó que no hay la voluntad del Legislativo para retomar las investigaciones en ese caso.

Alcón y otros miembros del Consejo de la Magistratura son acusados por presuntos nombramientos ilegales de jueces, beneficio en razón del cargo y otras irregularidades en el ejercicio de sus funciones.