Escucha esta nota aquí


El Gobierno inspeccionó los almacenes de la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (Ceass) y verificó la presencia de 169 -de los 170- respiradores españoles de la marca Respira, que se encuentran en calidad de depósito en la zona Senkata, según reportó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

El ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, y el de Gobierno, Arturo Murillo, junto a otras autoridades realizaron la inspección a las oficinas. "Es importante que la población bolivianos sepa que están acá los 169 en el Ceas y uno está en el Ministerio Público, además que el Estado boliviano no ha perdido ni un peso con los 170 respiradores españoles", dijo el ministro Coimbra.

La inspección a esas oficinas se realizó ante los rumores de que habrían sido desmantelados los equipos de la marca Respira.

Coimbra explicó que estos 169 equipos estarán en estos depósitos hasta que termine el proceso penal que se lleva adelante, y hasta que exista un laudo arbitral para establecer una conciliación de saldos, debido al daño ocasionado por la empresa española IME Consulting Global, en sentido de que se incumplió el contrato de compra de esos respiradores.

"Es importante aclarar que de los 2.200.000 dólares que se pagó por los respiradores ni un dólar ha salido del Tesoro General de la Nación, ni de la plata de los bolivianos, sino que fueron cancelados por el Banco Interamericano de Desarrollo", afirmó.

Adelantó que la investigación de este caso debiera terminar hasta el 5 o 7 de noviembre, para posteriormente emitir las acusaciones formales para ir a juicio.

Entre las personas involucradas en la compra de los 170 ventiladores, con presunto sobreprecio, están el exministro de Salud, Marcelo Navajas; el exdirector jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela; el exdirector general de la Aisem, Geovanni Pacheco, entre otros procesados.