Escucha esta nota aquí

Una reunión de dos horas en Santa Cruz de la Sierra acercó posiciones entre el Gobierno central y los municipios de todo el país. Los alcaldes de la Asociación de Municipios de Santa Cruz se reunieron al mediodía con los ministros José Luis Parada, de Economía y Finanzas Públicas, y Óscar Ortiz, de Desarrollo Productivo, y llegaron a un acuerdo para crear un fondo de emergencia para ayudar las alcaldías que se encuentran en situación de iliquidez, además de trabajar en diferentes leyes y decretos que les permitan utilizar otros fondos.

Moisés Salces, presidente de Amdecruz, calificó la reunión como positiva y anunció que estarían en contacto permanente con el ministro Parada para trabajar en proyectos de decretos y leyes que se requieren para ayudar a los municipios en este momento de emergencia sanitaria.

A principios de semana, los 55 municipios que forman parte de Amdecruz se declararon en emergencia exigiendo atención ante la situación de iliquidez que sufren al menos 27 de ellos, que no han pagado sueldos y corren el riesgo de tener que cerrar sus servicios, incluyendo el de salud. En el pronunciamiento exigían la creación de un fondo de emergencia, créditos blandos, el aplazamiento de los pagos a los créditos crontraídos con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, además de que el Gobierno se haga cargo de los contratos e ítems que los municipios pagan en el sector salud (es una competencia nacional que estaba siendo suplida por las autonomías departamentales y municipales).

A la salida de la reunión, Salces elogió la voluntad de los ministros y aseguró que este acuerdo servirá a los municipios del resto del país, que también lanzaron pronunciamientos similares a los de Amdecruz.

El también alcalde de San Ignacio de Velasco explicó que, por la bajada de recaudación impositiva a causa del coronavirus, se había recibido solo el 18% previsto por coparticipación tributaria, la partida de donde salen los gastos de funcionamiento de los municipios y que hay alcaldías que tienen menos de Bs 20.000 en sus cuentas para hacer frente a todos sus gastos.

Explicó también que entre los municipios se ha creado un fondo de emergencia para atender el Covid-19 con Bs 22 millones, que irá a equipamientos y contratos.

Por su parte, el ministro Parada explicó que la iliquidez municipal se debe a la bajada de la coparticipación tributaria y la merma del Impuesto Directo a los Hidrocarburos y que, luego de atender a los ciudadanos con bonos y a las empresas con créditos, el Gobierno central se dispone a buscar una solución para los municipios. Una de estas es habilitar legalmente el uso extraordinario del Impuesto Directo a los Hidrocarubos para gastos de administración.

Además se crearán fondos para que no se frene la inversión pública en los municipios más pequeños. Estima que 250 de los 339 municipios de todo el país se encuentran sin liquidez suficiente y se comprometió a crear programas para atenderlos.

También anunció que, en coordinación con los servicios departamentales de Salud, se verá la provisión de ítemes y contratos para atender la emergencia del coronavirus. En el departamento de Santa Cruz, hay una veintena de municipios con casos de Covid-19 y ya se han producido decesos por no poder referir pacientes a la ciudad, como el caso del hombre de 39 años de Mairana.

Según Parada, se han pagado 4.260.000 bonos a hogares de bolivianos y ahora toca el turno de atender a los municipios.