Escucha esta nota aquí

El sector gremial de la economía nacional ya definió su cronograma de movilizaciones desde el jueves 21 de octubre y empezó la articulación nacional con otros sectores que también se sienten perjudicados con la Ley antilavado 1386 y su anexo. Así, transportistas, panificadores, mineros cooperativistas, magisterio, fejuve-Cochabamba e incluso Adepcoca, iniciaron sus contactos previos.


“Esta tarde, hemos recibido la invitación de los gremiales, nosotros realizamos nuestro ampliado esta tarde, pero la agenda era muy extensa, no solo era la ley, tenemos la fiesta de Todos Santos encima, entonces no resolvimos nada y declaramos un cuarto intermedio hasta el martes”, declaró el dirigente de los panificadores, Dandy Mallea.


Los gremiales de todo el país celebraron el viernes su ampliado nacional en Cochabamba, en el mismo dieron un plazo hasta el miércoles al Gobierno para que abrogue la Ley antilavado 1386 y su anexo. A esa reunión asistieron los dirigentes de transporte pesado, Fejuve-Cochabamba, sector Salud y una delegación de Adepcoca.


“Los cuentapropistas todos se van a plegar, por ejemplo, los cocaleros afirmaron que ellos se sienten en peligro con esta Ley, entonces van a apoyar las movilizaciones en La Paz”, declaró el máximo dirigente de los gremiales de Cochabamba, César Gonzáles, quien se encontraba en huelga de hambre y suspendió su medida de presión.


Cada una de estas organizaciones tiene su propia demanda sectorial, pero al mismo tiempo respaldan el pedido principal que es la abrogación. La dirigencia de Adepcoca demanda al Gobierno el reconocimiento pleno de los cocaleros que son opositores y piden paralizar el tercer mercado que está abriendo Arnold Alanes, el controvertido dirigente afín al Gobierno.


Los cívicos de Santa Cruz también hicieron conocer su respaldo a las medidas que adoptaron los gremiales, aunque sumaron el denominado “paquete de leyes” que debe derogar el Gobierno, demanda que no se encuentra en el pliego de los otros sectores.


De ese modo, las otras organizaciones (que no son gremialistas) definirán hasta el martes las medidas de presión que desarrollarán si es que el Gobierno no abroga la Ley 1386, algo que el MAS no está dispuesto a hacer porque creen que es una ley consolidada. Los gremiales alertaron que esa norma debía tener su reglamento este viernes, pero no se conoció de algún decreto sobre ese aspecto.




Comentarios