Escucha esta nota aquí

La sorpresiva designación del ex ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, en el cargo de viceministro de Defensa Civil, llevó al exmagistrado Gualberto Cusi a iniciar su protesta desde el lunes en contra de esta designación y en contra del gabinete de ministros de Luis Arce, porque dijo que la plurinacionalidad que pregonaba el Gobierno quedó en el olvido con los 16 ministros.


“Esta persona que era ex ministro de Salud por entonces, no cumplió el juramento hipocrático de los médicos y más allá, no cumplió las leyes y tampoco la Constitución Política del Estado. Tal como si fuera un rey se dedicó a divulgar mi vida privada, ha indicado que tengo VIH y me dio muerte civil, desde ese momento no es el mismo Cusi, ya no está”, dijo la exautoridad judicial.


Calvimontes fue ministro de Salud, entre 2012 y 2015, fue sustituido por Ariana Campero luego de protagonizar una declaración que le costó el cargo. En ese entonces reveló públicamente la enfermedad del ex magistrado Gualberto Cusi.


Cusi dijo que la muerte civil que le aplicó Calvimontes le impide ahora a seguir en la vida pública porque está limitado por la propia sociedad. Asimismo, dijo que como profesional (es abogado) no puede desempeñarse en ningún caso porque los litigantes que llegan a su oficina no quieren que siga sus casos y por tanto, tampoco puede trabajar.


Dijo que presentó dos denuncias contra el exministro, una en La Paz y otra en Santa Cruz, en el caso de la sede de Gobierno, la investigación fue paralizada y en Santa Cruz el fallo favoreció a la exautoridad, por presión del MAS, dijo.


Asimismo, recordó que hace tres años ya presentó una denuncia contra el Estado boliviano en la CIDH y que el 21 de septiembre del pasado año fue convocado el Estado y no pudieron responder sobre sus acusaciones. Ese es el juicio que le interesa al exmagistrado porque conlleva el resarcimiento de daños, por esa razón no inició ninguna acción civil contra Calvimontes.


El gabinete


Luego añadió que su protesta no solo estará dirigida contra el exministro sino contra la posesión de todo el gabinete. Según Gualberto Cusi basta ver la conformación del nuevo Consejo de Ministros para darse cuenta que los campesinos fueron marginados nuevamente, pese a que el binomio ganador se apoyó en este sector para ganar las elecciones.


“La molestia van en sentido de que Luis Arce dijo que traería gente nueva, joven, pero nada de eso, porque Calvimontes ya era ministro, es más, dijeron que van a estar aimaras y quechuas, pero en ese gabinete no hay poncho ni pollera”.


Luego dijo que el uso del voto campesino alcanza a los dirigentes que hasta el momento no dijeron nada y queda demostrado que todas esas organizaciones en realidad son totalmente dependientes y no dicen nada cuando se trata de sus derechos. “Las organizaciones están vendidas, eso es claro, caso contrario ya estarían marchando por ministros aimaras”.