Escucha esta nota aquí

Los guaraníes exigen un encuentro con el presidente Luis Arce para definir una agenda de trabajo después de estar olvidados por los anteriores Gobiernos, dijo el presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), Justino Zambrana.

Según el representante de la APG, a lo largo de 14 años aguardaban con paciencia y hasta con ingenuidad la voluntad política de las autoridades para una atención a las demandas de la población.

"A la fecha no se ha logrado concretar las diferentes agendas de trabajo y compromisos del gobierno central. Este año es necesario reunirnos con el presidente Luis Arce Catacora, a fin de rearticular una nueva agenda para el desarrollo de las comunidades guaraníes", reafirmó.

El pueblo guaraní habita en más de 500 comunidades en los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca.

Zambrana justificó la atención gubernamental con prioridad debido a que, desde sus territorios, salen los recursos naturales para encaminar el progreso del país.

A su criterio, no es posible hablar de desarrollo si no son tomados en cuenta como actores principales de Bolivia.

La etnia demanda apoyo con proyectos hídricos para la producción, la capacitación en diferentes niveles, la implementación de empresas comunitarias y mixtas para generar empleos, construcción de centros de salud y educación con ítems.

"Los indígenas no solo servimos para ser peones, sino podemos avanzar hacia la conformación de empresas e industrializar nuestros productos", afirmó Zambrana.

Agregó que existe mucha migración de la juventud guaraní por falta de trabajos y oportunidades de estudios en sus comunidades.

Comentarios