Escucha esta nota aquí

El sello del delfín es uno de los más famosos que se emplea en el bajo mundo del narcotráfico y hay evidencias sobre su alta demanda en Europa. Hace un par de años, la marca fue asociada al Cartel del Golfo, la organización criminal más antigua de México que comenzó contrabandeando licor a Estados Unidos (EEUU). También fue vinculada con un clan de narcotraficantes bolivianos y peruanos que aún estaría operando en el norte de Argentina.

Precisamente, esta marca se detectó en cada uno de los 120 paquetes (128,7 kilos) de cocaína que se halló en un operativo ejecutado hace cuatro días por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) en la población cochabambina de Sacaba. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, mostró a los medios el sello y dijo que, “según las indagaciones de la Felcn”, corresponde a una droga de “altísima pureza”.

La droga fue hallada en momentos previos a “un intercambio de sustancias controladas” que detectó los servicios de inteligencia de la fuerza antidroga. Del Castillo subrayó que se logró una afectación de $us 300.000 al narcotráfico, incluida la confiscación de una volqueta y un inmueble. Eso sí, esa droga puesta en Europa multiplica su valor en unas cinco veces.

El ministro aseguró que la Policía ejecutará operaciones similares “hasta que las organizaciones criminales no intenten ingresar a territorio nacional”. No dio detalles de la organización de narcotraficantes que estaba detrás del alijo y presentó a dos detenidos, uno de ellos de apenas 24 años.

Los resultados de este operativo fueron presentados en la población cochabambina de Chimoré, tras la graduación de los 52 uniformados de la policía, tenientes y sargentos, del curso Garras del Valor que cada año forma a agentes contra el crimen organizado.

“Es una droga de exportación, como se dice ‘for export’. Cuando se parten los ladrillos que tienen el sello del delfín aparecen como escamas de pescado”, explicó uno de los agentes antidroga.

Pero este sello no es nuevo, incluso se ha falsificado porque tiene una alta demanda en Europa y fama en América Latina. Los uniformados explicaron que existen “muchas marcas” de cocaína y que en algunos casos también identifican a la persona que la fabricó, que es como otro sello respecto a la supuesta calidad.

Un reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Bolivia (Unodc) detalló que “hay una sucesión de delfines que aparecen en los decomisos en Bolivia”. “Esos delfines o peces reaparecen en los decomisos afuera del país”, señala.

“Toda organización criminal que tiene nexos internacionales para el despacho de droga cuenta con un tipo de sello que significa confianza entre organizaciones. No es que despachan la sustancia y el dinero ya está”, remarcó la fuente policial, quien también reveló que durante la cuarentena rígida esta marca fue falsificada.

La Felcn cree que estos “nuevos delfines” salen del Perú con miras al mercado europeo, esto debido a que en el vecino país se han utilizado con más frecuencia los ríos para llevar la droga antes de enviarla a Bolivia a través del puente aéreo que se origina en el conocido valle del Vraem.

Marcas
Existen cerca de 500 marcas que usan los narcotraficantes en sus alijos. Uno de ellos es el delfín, que representa una droga de “altísima pureza”

Demanda
La Unodc halló sellos de peces en los decomisos de cocaína de origen boliviano que realizó en varios países de Europa.

Evidencias
Los agentes antidroga del país creen que “los nuevos delfines” se están produciendo en Perú.

Comentarios