Escucha esta nota aquí

Operativos de UMOPAR Chimoré han descubierto dos laboratorios de fabricación de droga ubicados dentro del Parque Nacional Isiboro Securé. La intervención también detectó y destruyó dos pistas aéreas clandestinas que servían para el contrabando. 

El ministro de Gobierno Arturo Murillo ha expresado su agradecimiento a las fuerzas del orden tras la destrucción de un laboratorio con la capacidad de producción de 250 kilogramos de cocaína por día. 

La autoridad también se felicita porque "en un segundo laboratorio más pequeño hemos podido encontrar a dos colombianos que trabajan en la zona protegida del TIPNIS". Los detenidos han sido identificados como Yesid Espinoza Roa (45 años) y Arley Steven Cruz (24 años).

Murillo señala que estas operaciones los responsables del narcotráfico "están molestos con nosotros y están financiando los bloqueos" con la intención de desestabilizar al gobierno.

La intervención de UMOPAR se realizó en la comunidad Barranquila, provincia Chaparé, que pertenece a la región indígena del TIPNIS. Según manifestó Murillo, los pobladores "están siendo amenazados por los narcotraficantes que, la mayoría, son altos dirigentes cocaleros".

Durante la conferencia de prensa, el ministro compartió un video que refleja lo "perfectamente estructurados" que se encuentran los laboratorios. Con estas imágenes pretende mostrar "como mienten algunos dirigentes cocaleros del MAS del Chapare" aunque aclara que "no digo todos, porque también hay gente buena" entre los campesinos cocaleros.

"Antes había laboratorios, pero no detenidos. Ahora hay detenidos". También destacó la recuperación de casi 70 kilogramos de cocaína y material para producir gran cantidad de sustancias ilícitas. Por ello, Murillo felicita a la FELCN "el trabajo bueno que se está realizando pese al sabotaje que se sufre en el Chapare y a (personas) que tratan de impedir nuestro trabajo".

Al referirse a las dificultades en la lucha contra el narcotráfico, el ministro recordó que "había socios que trabajaban en la FELCN, esos que cada semana  piden audiencia para detención domiciliaria". Por ello, reclama la participación de un sistema judicial responsable que acompañe las actuaciones con el cumplimiento de la ley.

La destrucción de dos fábricas de droga y dos pistas aéreas demuestra al seriedad del gobierno en la lucha contra el narcotráfico. Además, la detención de los dos ciudadanos colombianos "nos sirve para saber quienes están detrás de estas grandes fábricas".


Financiación de los bloqueos

Arturo Murillo manifestó que seguirán con los rastrillajes "que tanto les incomoda" a quienes incentivan los bloqueos. "Hasta el día que ganemos las elecciones, o no ganemos las elecciones, como sea, vamos a seguir luchando contra la droga", agregó.

Según denuncia la autoridad, el narcotráfico está financiando los bloqueos que no solo impiden el paso de alimentos, sino que también imposibilitan el auxilio médico.

"Hemos trabajado toda la noche para abastecer de oxígeno a La Paz, Cochabamba y Oruro". Como consecuencia de los bloqueos camineros, se ha producido el desabastecimiento de oxígeno necesario para atender las enfermedades respiratorias como el Covid-19, situación que puso en alerta a los centros de salud de Oruro, La Paz y El Alto. 

Murillo acusa a los instigadores del bloqueo. "Qué triste ver a dirigentes que están llevando a sus hermanos a la muerte", y añade que para el gobierno "no nos importa que color sean, para nosotros son bolivianos".

Referente al reclamo que moviliza a los bloqueadores, el ministro les pidió que lo resuelvan con Salvador Romero y el Tribunal Supremo Electoral puesto que "el gobierno no pone las fechas de elección". Como ejecutivo "no transamos con el narcotráfico, con la delincuencia".

Finalmente, reiteró la idea que los sectores movilizados "están buscando muertos para echarnos la culpa. Bolivia no quiere seguir viviendo con el narcotráfico, (no quiere) que sigan bloqueando carreteras, que terroristas desde Argentina sigan perjudicando al país".